Cuidado InfantilEducaciónPsicología infantilLas etapas del desarrollo emocional infantil

Las etapas del desarrollo emocional infantil

Las etapas del desarrollo emocional infantil 4 mayo, 2018Deja un comentario
Desarrollo de las emociones en niños

Las etapas del desarrollo emocional infantil son como un largo viaje en el que el pequeño, desde que es recién nacido, va formándose como individuo. Estas etapas intentan enseñar a los niños a enfrentarse al mundo exterior, y, también, a sus propias emociones. Es importante, por tanto, conocer estas etapas para saber cómo reaccionar ante determinados cambios. No obstante, hay que recordar que cada niño se desarrolla a un ritmo diferente. Aún así, es interesante diferenciarlas y saber cómo afectan a tus hijos.

Cómo es el desarrollo afectivo y emocional de los niños

Si quieres conocen cuáles son las fases del desarrollo de las emociones en los niños, no dudes en seguir leyendo para conocer toda la información al respecto:

Primera etapa, de los 0 a los 3 meses

Los recién nacidos cuentan con las emociones conocidas como emociones de supervivencia. Para que nos entendamos, son el llanto, interés y disgusto. Sí, son muy primitivas, pero más que suficientes para esta primera etapa, sobre todo si ya se practica la estimulación temprana. Al mes de vida son capaces de reconocer en las demás emociones diferentes, como la alegría o el enfado. Además, en torno a los 3 meses comenzarán a practicar la sonrisa social, algo que estimula a los adultos a que interactúen con él.

Segunda etapa, de los 4 a los 8 meses

El cuarto mes es muy emocionante. A partir de los cuatro meses, el pequeño es capaz de reír cuando toca sus juguetes. Además, sabe diferenciar muy bien las emociones de los adultos, emociones complejas como la tristeza o la melancolía.

Es sólo el comienzo, pues al quinto mes comenzará a desarrollar el interés hacia otros estímulos que lo rodean. Hay sorpresa, sorpresas como cuando espera una sonrisa y observa otra reacción. A partir de esta edad, también será capaz de excitarse dando muestras de alegría. Son propios de esta etapa los chillidos, las risas estridentes y los ruiditos graciosos cuando se juega con él. También comenzará a tener reacciones de asombro.

A partir del séptimo mes, es cuando los bebés se enfrentan a estímulos desconocidos, mostrará ansiedad. También aparecerá el miedo o la culpa.

Tercera etapa, de 1 a 3 años

Durante el primer año de vida, el bebé comenzará a desarrollar sus habilidades empáticas. Si ve a otro niño llorar, podría ponerse también a llorar. Además, empezará a inhibir sus emociones e incluso podría ser capaz de superar situaciones de miedo.

Es a los dos años, aproximadamente, cuando el bebé puede imitar perfectamente las expresiones faciales de mociones básicas. Imita la rabia, la alegría, la tristeza, la sorpresa o el asco, por ejemplo. Antes de cumplir los tres años, el bebé puede distinguir a las personas por su relación emocional con ellas. Así, sabrá diferenciar con las personas que juegan con él, las que lo alimentan o las que lo llevan al parque.

Cuarta etapa, de los 4 a los 6 años

El lenguaje aparece como un fuerte aliado para la evolución emocional. A través del lenguaje, será capaz de comprender la realidad, expresar sus propios sentimientos y comunicar experiencias que ha vivido. No es de extrañar que, con todos estos avances, esta etapa sea la etapa en la que se desarrolla la conciencia emocional del niño. Esta conciencia hace que el niño sea capaz de dar explicaciones a sus sentimientos.  No obstante, la parte más importante de esta etapa es en la que el pequeño aprende la regulación emocional.

Quinta etapa, de 6 a los 9 años

Los niños, aproximadamente a los 6 años, se enfadan por cuestiones más maduras. Las rabietas sin sentido se dejan un poco de lado, aunque no desaparecen. Son capaces de ver las injusticias, las críticas o incluso la incomprensión.

Disfrutan mucho más de las relaciones con otros niños, aunque será una etapa corta, pues a partir de los 9 años, los pequeños podrían ser más reservados. No obstante, estas reservas están más relacionadas con la expresión de sus sentimientos.

De los 12 años en adelante, bienvenida adolescencia

Es una etapa dura para todos. Los niños comienzan a experimentar muchos sentimientos contradictorios. Sienten amor y odio, soledad y compañía. Pueden comenzar a ser más reservados con sus emociones, cohibirse.