Cuidado InfantilCuidadosHigieneLos lugares de casa que debes desinfectar si tienes un bebé

Los lugares de casa que debes desinfectar si tienes un bebé

Los lugares de casa que debes desinfectar si tienes un bebé 4 mayo, 2018Deja un comentario
Qué debes desinfectar de la casa si tienes un bebé

Muchos cuestionan si un exceso de higiene puede ser perjudicial para los bebés. Hay médicos y especialistas que aseguran que este exceso de pulcritud está relacionado con el aumento de alergias y otras enfermedades. ¿El motivo? Debilita el sistema inmune. No obstante, una cosa es que esté todo desinfectado como un quirófano, y otra bien distinta que dejemos que la suciedad campe a sus anchas. Lo que es, es, y si tienes un bebé en casa, hay ciertas zonas y lugares que tendrán que estar más desinfectados. Descubre cómo debes desinfectar la casa si tienes un bebé con los siguientes consejos.

¿Cuándo es necesario limpiar a fondo la casa si tienes un bebé?

Quizá durante los primeros meses podamos limitarnos a los lugares en los que el pequeño pase más tiempo. No obstante, llegará un momento en el que el niño empezará a andar. Es así cuando la necesidad de limpiar la casa a fondo aumenta. El gateo, cuando se lleva todo a la boca, son momentos importantes para él, pero tienes que saber gestionarlos. Sí, también a través de una buena desinfección del hogar si tienes un bebé:

Limpieza de superficies

Las superficies, sobre todo el suelo, son las que más debes desinfectar en la etapa del gateo. El suelo está en contacto con los zapatos, y los zapatos, normalmente, llevan suciedad. Pero, además, es el lugar en el que tu hijo pasará más tiempo, gateando y jugando. Por tanto, es importante tenerlo desinfectado.

Debes aspirar a diario toda la casa. Recuerda que es recomendable cambiar el filtro de tu aspiradora de vez en cuando (depende del modelo). Barrer o aspirar es necesario, sí, no obstante, también sería conveniente dejar los zapatos en la entrada de casa (una costumbre muy nipona). De esta forma, evitaremos que la suciedad de la calle lo impregne todo. Aunque barrer hará que gran parte del polvo y ácaros desaparezcan, no desinfecta del todo. Para desinfectar, lo mejor es usar productos específicos, que estén fuera del alcance del bebé. Aquellos que tienen lejía y detergente son los más efectivos.

Limpia y desinfecta el baño

En el baño no sólo nos arreglamos y aseamos nosotros, también nuestros hijos. Se supone que aseo debería ser sinónimo de limpieza, pero no lo es. Los baños pueden ser un auténtico nido de bacterias y suciedad. Esto es debido, principalmente, a la humedad que se genera en el ambiente. Un ambiente proclive a hongos y bacterias que camparán a sus anchas si no ponemos atención a la desinfección.

Algo bueno tenía que tener el baño ¿verdad? Sí, en este caso los materiales que se suelen usar. Tanto el suelo como los azulejos de las paredes, así como elementos como la bañera o el W.C, están hechos con materiales resistentes que pueden limpiarse con lejía sin problema.

No te olvides de zonas clave como el inodoro (por fuera y por dentro), suelo de la ducha, la bañera o los lavabos. Estas zonas son las más proclives a acumular agua y llenarse de bacterias indeseadas.

La limpieza de la cocina

En la cocina se preparan alimentos para adultos y niños. Además, si cuentas con una cocina abierta o con alguna mesa, seguramente será el lugar en el que des de comer a tu pequeño. Comida y suciedad no pueden estar jamás en la misma frase. Así pues, es otra de esas zonas que hay que desinfectar sí o sí. En las cocinas hay superficies, herramientas y textiles que se utilizan todos los días. La trona, por ejemplo, puede acumular restos de comida o grasa. Intenta limpiarla bien a diario.

El fregadero es uno de los lugares más sucios de la casa, así pues, haz una limpieza semanal con lejía para acabar con todo. En cuanto a las bayetas y esponjas que usas para limpiar los objetos de tu hijo, debes cambiarlas en cuanto empiecen a cambiar de color o a oler.

Presta también atención a las superficies en las que prepares alimentos. Diariamente deberás desinfectarlas para poder hacer una papilla correctamente sin tener miedo a los gérmenes y bacterias.