Cuidado InfantilCuidadosEstimulación5 pautas para enseñar a tu bebé a sentarse

5 pautas para enseñar a tu bebé a sentarse

5 pautas para enseñar a tu bebé a sentarse 4 mayo, 2018Deja un comentario
Cómo enseñar a sentarse al bebé

Hay madres y padre muy pero que muy impacientes. Todos quieren que su hijo sujete el cabeza rápido, que enfoque la mirada a las pocas semanas y que avance lo antes posible en su crecimiento y desarrollo. No nos cansamos de repetir que la estimulación temprana debe ser progresiva y que cada niño tiene una evolución diferente. Hay niños que andan antes, otros que hablan más pronto, también están los que son capaces de sentarse antes de forma erguida, y lo cierto es que si el tiempo en el que lo consiguen no es excesivo (pregunta a tu pediatra), no hay que preocuparse. Aún así, podemos darte algunas pautas para enseñar a tu bebé a sentarse. Menos, es más. Eso sí, intenta no forzar.

Ejercicios para que el bebé aprenda a sentarse

Si quieres enseñar a tu bebé a sentarse, puedes seguir las siguientes recomendaciones y ayudarle a practicar una serie de ejercicios y técnicas que le ayudarán a conseguirlo cuando menos lo esperes:

No lo intentes antes de los 6 meses

Como comentaba, la impaciencia no es buena consejera con esto de los peques. Es importante esperar a que el bebé tenga su proceso. Entre los cuatro y cinco meses, el pequeño podrá estar tumbado. A partir de los cinco o seis meses, aprenderá a ponerse boca arriba. Es en este momento cuando podrás empezar a sentarlo sobre tu regazo, siempre a ratitos y mirando hacia ti.

Extrema la precaución al cogerlo. Sujeta bien su espalda y su cuello con tus manos. Otra postura muy interesante es la de sentarle encima de ti, mirando al frente, apoyando su espaldita contra tu pecho. El bebé se sentirá seguro y cómodo, y lo más importante, no forzará la postura, algo que es bastante peligroso con estas edades para su correcto desarrollo.

Enseñar a tu bebe a sentarse con apoyo

Cuando pase un mes, el pequeño será capaz de estar sentado durante unos minutos sin recostarse. No obstante, necesitará estirar los brazos hacia adelante para poder apoyarse. El apoyo es fundamental en esta etapa. Podría incluso girar la cintura a ambos lados para coger cualquier objeto o juguete.

Se siente más confiado, y tú también, pero no descuides la seguridad de tu hijo. Coloca un cojín los suficientemente grande para poder amortiguar una caída si se va hacia atrás.

Una evolución rápida

Notarás que aproximadamente a partir de los ocho meses (no nos obsesionemos con las fechas exactas), estando sentado sin ningún apoyo, se echará hacia adelante, hacia los lados y se balanceará como él quiera. Aquí ya mantendrá la estabilidad perfectamente, por lo que los apoyos no serán tan necesarios.

No lo pongas entre cojines

Una vez sea capaz de sentarse, podrás colocarlo en cualquier lugar. Eso sí, evita ponerlo entre cojines. Según los pediatras y traumatólogos, es inseguro y obliga a adoptar posturas forzadas que serán perjudiciales para su espalda.

Aunque tengas ya mucha confianza, y el bebé se note también seguro, intenta no dejarlo solo ni un momento. Los pequeños se mueven rápido y las caídas siempre están ahí.

Juegos que te ayudan

Aprender jugando siempre es más sencillo y divertido. Puedes ayudar a tu hijo a mantenerse sentado con diferentes actividades, fácilmente y en casa. Algunos de estos “juegos” son los siguientes:

Tumba a tu bebé sobre una mantita o sobre una cama. Quizá mejor una manta, por eso de estar ya directamente en el suelo. Cógele de las manos, para que se esfuerce en levantarse. Cuando lo consiga, devuélvelo rápido a la posición inicial y repite el movimiento tres o cuatro veces. Con este ejercicio lograrás que el pequeño fortalezca sus abdominales, parte imprescindible para poder sentarse erguido.

Siéntalo en tu regalo, mirando hacia ti. Toma sus manitas y juega con él a juegos tradicionales como “al paso, al trote y al galope”. Con este tipo de juegos, lo que haces es fortalecer su columna vertebral y toda la musculatura de la espalda, el cuello y los brazos.