Cuidado InfantilSaludEnfermedadesTratamiento para la ictericia infantil

Tratamiento para la ictericia infantil

Tratamiento para la ictericia infantil 26 Mayo, 2009

ictericiaEl tratamiento dependerá del nivel de bilirrubina en el bebé. Con frecuencia, este nivel es relativamente bajo (menos de 20 mg/dL). Algunas veces, no se necesita un tratamiento específico aparte de un control médico estricto.

La alimentación más frecuente (hasta 12 veces al día) incrementará los niveles de líquidos en el bebé y puede hacer que el nivel de bilirrubina baje.

Si el nivel de bilirrubina es mayor a 20 mg/dL, hay disponibilidad de opciones de tratamiento diferentes. La madre puede interrumpir la lactancia entre 24 y 48 horas, lo que va a ocasionar una rápida disminución del nivel de bilirrubina. Durante ese tiempo, la madre puede extraer la leche o succionarla de las mamas con un extractor para conservar su bienestar y mantener el flujo de leche, mientras alimenta al bebé con leche maternizada. En la mayoría de los casos, cuando se reanude la lactancia, la bilirrubina no retornará a sus niveles previos.

Es posible que el bebé deba permanecer en el hospital para recibir tratamiento si el nivel de bilirrubina es superior a 20 mg/dL. Se pueden utilizar otras medidas, como luces azules especiales (fototerapia), en el hospital por un corto período de tiempo. Sin embargo, hay disponibilidad de opciones de fototerapia en el hogar.

Los líquidos, administrados por vía intravenosa, también pueden ayudar a incrementar el nivel de líquido en el bebé y ayudar a bajar los niveles de bilirrubina.

Complicaciones:

Generalmente no se presentan complicaciones cuando se realiza un tratamiento apropiado. Sin embargo, el hecho de no recibir a tiempo el cuidado médico necesario puede acarrear graves consecuencias, dado que los niveles altos de bilirrubina pueden ser dañinos tanto para el cerebro como para otros órganos del bebé.

Se debe consultar con el médico inmediatamente si la madre está lactando y la piel y los ojos del bebé se tornan de color amarillo (ictericia).

La ictericia por la leche materna no se puede prevenir. Cuando esta afección ocurre, es muy importante reconocer lo más pronto posible si el bebé se torna de color amarillo y hacer verificar sus niveles de bilirrubina de inmediato para asegurarse de que no existan otros problemas hepáticos.

Se puede limitar la ictericia por la leche materna asegurándose de que el bebé esté recibiendo suficiente materna. Se debe permitir al bebé un tiempo ilimitado en cada mama y alimentarlo aproximadamente de 10 a 12 veces al día, comenzando desde el primer día de vida. Se recomienda obtener ayuda de un especialista en lactancia o del médico lo más pronto posible si se presenta cualquier dificultad.