Cuidado InfantilEducaciónFamiliaHogarPreviene los ahogamientos

Previene los ahogamientos

Previene los ahogamientos 7 Julio, 2008Deja un comentario

Los ahogamientos no son los accidentes domésticos más frecuentes, pero sí uno de los que tienen mayor índice de mortalidad infantil. La franja de edad de mayor peligro es cuando el niño tiene de uno a ocho años. Los ahogamientos pueden producirse por agua o por asfixia.

1. El niño corre peligro al entrar en contacto con el agua, tanto al beberla, porque se puede atragantar, como al bañarse, porque se puede ahogar.

Recomendaciones

  • Nunca dejes a tu hijo solo en el agua, especialmente en bañeras, en piscinas o en la playa. Un niño puede ahogarse en tan sólo 3 minutos y con 10 cm de profundidad de agua.
  • Enseña a tu hijo a nadar cuanto antes.
  • Coloca barreras físicas para que tu hijo no se aproxime a zonas de riesgo como piscinas, pozos, acequias…
  • Evita que tu hijo se encierre en el cuarto de baño. Para ello, es recomendable colocar los pestillos a una altura que no alcance el niño.

2. El ahogamiento por asfixia suele producirse por una obstrucción continuada de las vías respiratorias.

Recomendaciones

  • Los niños menores de dos años deben dormir sin almohada.
  • Deja fuera del alcance de los niños todo lo que puedan llevarse a la boca (monedas, botones, llaves, etc.)
  • Evita los juguetes desmontables de piezas pequeñas.
  • Impide que tu hijo juegue con las bolsas de plástico, podrían llegar a asfixiarle.
  • No dejes que tus hijos accedan a las cuerdas de las persianas, podrían provocarles estrangulamiento.