Cuidado InfantilSaludEnfermedadesCómo aliviar los vómitos en los niños

Cómo aliviar los vómitos en los niños

Cómo aliviar los vómitos en los niños 22 Mayo, 20092 comentarios

vomitos-infantilesSuminístrale una cucharadita de Infalyte, Pedialyte, Gatorade diluido al 50%, o de solución casera para rehidratación, a temperatura ambiente, cada uno a dos minutos a fin de prevenir la deshidratación.

  • Aumenta las cantidades y los intervalos conforme su hijo pueda tolerarlo. Los niños que están vomitando no se encuentran en peligro inmediato de deshidratación si están bebiendo de manera adecuada y orinando con regularidad.
  • Si tu hijo vomita, permite que el estómago descanse durante media ahora, y vuelva a empezar con la rehidratación.
  • Los líquidos como los refrescos, el jugo de manzana, el caldo de pollo o el Gatorade sin diluir, no son buenos líquidos de reemplazo para la deshidratación. La concentración alta de azúcar extrae líquido de las células, lo que se suma al potencial de deshidratación y afecta a su salud. El contenido alto de sal puede tener el mismo efecto, de modo que también deben evitarse el caldo y los líquidos salados.
  • El agua no debe usarse como el único líquido para deshidratación, pero puede administrarse en pequeñas cantidades además del Infalyte y Pedialyte.
  • Administra a su hijo líquido en pequeñas cantidades, de modo que se absorba con facilidad en el estómago, y no cause más irritación. Demasiado líquido puede llevar a que continúe el vómito.
  • Cuando tu hijo pueda retener los líquidos, vuelve a una dieta regular. Estimula el consumo de hidratos de carbono complejos, como arroz, papas (patatas), pan, cereal, carnes magras, yogur, bananas, compota de manzana y verduras.
  • No es inusual que los niños tengan disminución del apetito después de vomitar, pero asegúrate de que estén bebiendo líquidos adecuados. Evita el jugo de fruta, que puede llevar a la diarrea.
  • Los medicamentos de venta sin receta para detener las náuseas y el vómito son innecesarios y no se recomiendan. El vómito por lo general se detendrá por sí solo en el transcurso de 12 a 24 horas.

No olvides preguntar cualquier duda que tengas sobre la alimentación infantil al pediatra y consultar qué tipo de tratamiento debes seguir para aliviar los vómitos y las náuseas en los niños de manera eficaz.