Cuidado InfantilSaludTDAHDéficit de atención: Consejos

Déficit de atención: Consejos

Déficit de atención: Consejos 18 Febrero, 20141 Comentario

niños a contraluz

Lo primero que debemos hacer cuando nuestro hijo disponga de un diagnóstico contrastado es comenzar a tratar esta patología. El tratamiento debe ser transversal. Familiares, amigos, entorno escolar… Todos deben colaborar para que el niño comience a desarrollar nuevas rutinas que le ayuden a mejorar sus aptitudes y comportamientos. Para ello, hay numerosos expertos que ofrecen guías prácticas donde se reflejan las rutinas más básicas que debes cumplir para que el niño estructure mejor sus días y no se vea tan perdido. A continuación te detallamos algunos de los consejos más extendidos para abordar la vida cotidiana con niños afectados por el Trastorno del déficit de atención.

 

  • Una de las cosas más básicas en el día a día es establecer una rutina muy similar para hacer las tareas del cole. Esta es una cuestión que puedes recordar fácilmente. Cuando son muy pequeños los pediatras siempre recomiendan establecer rutinas y hábitos. Esta es la misma mecánica: Un ejemplo de ello es que  haga los deberes a la misma hora y en el mismo lugar todos los días.
  • Coordina las tareas escolares con el tutor. Es un buen modo de regular sus nivel en el aula y apoyar los criterios del profesor en casa. De esta forma os ayudaréis mutuamente y podréis comentar qué métodos son los más efectivos.
  • Además esta comunicación constante te ayudará a conocer sus progresos para que con el tiempo el niño asuma mayor grado de responsabilidad.
  • Cuando esté realizando sus deberes recuerda que debes establecer descansos cada 15 minutos. De ese modo puede descansar.
  • Recompensa siempre al niño ante una actitud positiva y de trabajo. De esta manera se mostrará satisfecho y asumirá sus obligaciones de buen grado y aumentará su nivel de autoestima.
  • Premia al niño en cualquier aspecto cotidiano que suponga un progreso en su comportamiento y explícale por qué lo haces. El refuerzo positivo es imprescindible.
  • Ignora sus comportamientos negativos y evita los castigos.
  • Administra su tiempo. Es habitual en niños con TDAH observar dificultades para administrar el tiempo. Por ello, deben aprender a regular el tiempo.
  • Además de esta ayuda, es muy recomendable que comiences a fomentar su independencia. Desde los pequeños detalles pueden darse pasos de gigante.
  • Si el niño con TDAH tiene hermanos recuerda que debes establecer normas en casa para evitar conflictos sobre el espacio, los juegos o la propiedad.

  • Intenta reservar una parte del día para jugar con él o realizar alguna actividad que le diviérta.