Cuidado InfantilSaludEnfermedadesDermatitis del bebé

Dermatitis del bebé

Dermatitis del bebé 22 Mayo, 2009
piel del bebe
La dermatitis del bebé depende mucho de factores familiares

La dermatitis atópica en bebés, llamada comúnmente eccema, es un problema crónico de la piel caracterizado por erupciones pruriginosas y con aspecto de escamas. Las personas con eccema a menudo tienen antecedentes de condiciones alérgicas como asma, fiebre del heno o eccema.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

El eccema es más común en los niños y al menos la mitad de estos casos se resuelven a la edad de 36 meses. En los adultos se presenta usualmente como una condición recurrente o crónica.

En la piel del bebé se presenta una reacción por hipersensibilidad (similar a la alergia), la cual produce una inflamación crónica que ocasiona picazón y descamación. El rascado y la irritación crónica hacen que la piel se vuelva gruesa y adquiera una textura como la del cuero.

La exposición a factores ambientales irritantes puede agravar los síntomas de este problema de la misma manera que la resequedad, la exposición al agua, los cambios de temperatura y el estrés.

Síntomas de la dermatitis infantil:

  • Picor intenso.
  • Ampollas que supuran y forman costras
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas
  • Erupción cutánea.
  • niños 2 años : las lesiones de piel empiezan en las mejillas, los codos o las rodillas.
  • Adultos: la erupción compromete con más frecuencia las superficies flexoras (internas) de las rodillas y los codos, áreas de la piel secas y curtidas, pigmentación en la piel inferior o superior al tono normal (ver piel anormalmente oscura o clara), se localizan comúnmente en la parte interior del codo o detrás de la rodilla.
  • Se pueden propagar al cuello, las manos, los pies, los párpados o detrás de la rodilla
  • Áreas de la piel en carne viva (excoriación) debido al rascado
  • Pus y sangrado del oído

Signos y exámenes:

El diagnóstico se basa principalmente en el aspecto de la piel y en los antecedentes personales y familiares del paciente. El médico debe examinar las lesiones para descartar otras causas posibles, por lo que se puede practicar una biopsia de la lesión cutánea, aunque ésta no siempre se requiere para realizar el diagnóstico.

Más información sobre dermatitis del bebé.