Cuidado InfantilSaludVacunasVacuna Hepatitis B

Vacuna Hepatitis B

Vacuna Hepatitis B 28 Mayo, 2009

La vacuna contra la hepatitis B es una de las vacunas de niños recomendadas ya que el virus de la hepatitis se propaga a través del contacto con la sangre y los fluidos corporales de una persona infectada. La hepatitis B se puede transmitir de la madre al bebé durante el nacimiento.

La enfermedad de la hepatitis provoca una inflamación del hígado producida por el virus de hepatitis B que cursa con síntomas como malestar, náuseas, dolor abdominal y color amarillento de la piel, aunque no siempre. Tras esta fase aguda puede producirse la curación o bien evolucionar a hepatitis crónica, con posibilidad de desarrollar cirrosis y cáncer de hígado. Con frecuencia, en los niños, la infección aguda es totalmente asintomática (están aparentemente sanos) y en un porcentaje pequeño la evolución tras la infección inicial es hacia una hepatitis fulminante con elevada mortalidad.

Importancia de la vacuna Hepatitis b

El 90% de los niños que se infectan por el virus de la hepatitis B en el período neonatal o en edades muy precoces de la vida desarrollarán una hepatitis crónica. La inclusión de la vacuna frente a este virus en los calendarios de vacunación ha reducido de forma drástica este riesgo, y la OMS la ha incluido como vacunación universal en todos los programas nacionales de vacunación de niños y adolescentes, debiendo mantenerse esta recomendación, ya que el riesgo de infección no se ha eliminado por completo en ningún país del mundo y la vacuna es muy eficaz para evitar la hepatitis B y sus posibles complicaciones.

Calendario de vacunas

En los calendarios de vacunación infantil, la pauta de vacunación incluye 3 dosis, una primera que puede administrarse al nacimiento o a los 2 meses de edad, la 2ª dosis se pondrá 1-2 meses después de la primera y la 3ª dosis a los 6 meses de edad, aunque algunos calendarios admiten 4 dosis en el primer año.

Si la madre tiene hepatitis B o es portadora del virus, la primera dosis ha de ponerse de forma inmediata al nacimiento. Los niños mayores y adolescentes que no hayan sido vacunados deberán recibir también 3 dosis. La vacuna debe administrarse siempre por vía intramuscular en el muslo en los niños menores de 1 año y en el brazo en los mayores.

Efectos secundarios de la vacuna Hepataitis b

Las vacunas frente a la hepatitis B son muy seguras. En un pequeño porcentaje de casos pueden producirse reacciones locales leves como enrojecimiento o dolor en el lugar de la inyección y con menor frecuencia fiebre o malestar.

 

Contraindicaciones de la vacuna Hepatitis b

Si el niño presenta algo más grave que un resfriado, debe posponerse la vacuna contra la hepatitis B.

Si el niño tiene una reacción alérgica severa a la levadura del pan, no le se debe aplicar esta vacuna.

Si se presenta una reacción alérgica severa después de recibir la vacuna, no se le debe administrar al niño posteriormente otra vacuna de éstas.

Qué hacer si se olvida una dosis de la vacuna Hepatitis b

Se completará las 3 dosis, independientemente de la fecha en que se haya recibido la última vacuna. No es necesario iniciar de nuevo la pauta de 3 dosis.

Fuente: Comité Asesor de Vacunas – Asociación Española de Pediatría