Cuidado InfantilAlimentaciónNiños con intolerancia a la lactosa

Niños con intolerancia a la lactosa

Niños con intolerancia a la lactosa 7 Abril, 2015Deja un comentario

No es lo más habitual pero algunos niños manifiestan intolerancia a la lactosa. Generalmente este tipo de intolerancia en la alimentación infantil se presenta en la edad adulta o en la adolescencia pero, como decíamos también puede aparecer en la niñez. No vamos a hacer referencia a la intolerancia a la lactosa de los bebes que se tratará de un modo específico y que además es muy infrecuente. Pero cuando el niño crece, sobre todo a partir de los 5 años, puede aparecer a desarrollarse esta intolerancia.

¿Cómo sé si mi hijo es intolerante a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa se produce por la falta de generación de una enzima llamada lactasa que es la encargada de sintetizar y metabolizar la lactosa. No es fácil detectar, en principio, si un niño es intolerante a la lactosa porque a veces se puede confundir con la falta de apetencia, o el rechazo a este alimento por una cuestión de gusto, pero existen indicadores determinantes. Si el niño presenta dolores abdominales con cierta frecuencia o incluso diarrea, sin presentar otros síntomas asociados como fiebre, fíjate si esos dolores se presentan a las pocas horas de haber bebido leche o ingerido algún producto lácteo. El cansancio o malestar frecuente también puede ser un síntoma de intolerancia. No es una afección grave, ni mucho menos, y los síntomas desaparecen al retirar los productos lacteos de la dieta. Pero eso no significa renunciar a otros componentes de la leche que no perjudican al niño y que es importante que estén presenten en su alimentación como la caseína o las proteínas del suero que tienen una función muy destacada en el crecimiento.  Intolorencia lactosa en niños

Alternativas para los niños con intolerancia a la lactosa

Afortunadamente hoy en día existe en el mercado mucha oferta de leche sin lactosa que se digiere mucho más fácilmente y que permite a los niños con intolerantes seguir disfrutando de un relajante tazón de leche caliente antes de ir a dormir. Dentro de tal cantidad de oferta, no es fácil decidir cual es la mejor opción. En general todas aquellas marcas de confianza que producen leche sin lactosa son apropiadas, aunque hay personas que notan que unas les sientan mejor que otras. Es cuestión de probar. Otras ofrecen beneficios extra como es el caso de Leche Pascual sin lactosa y con vitamina B6 que aporta vitalidad y disminuye la sensación de cansancio. Esta opción es además, muy aconsejable para los niños que siempre reciben bien un empujón de energía para sus aventuras y actividades diarias.