Cuidado InfantilSaludTDAHDéficit de atención: Síntomas

Déficit de atención: Síntomas

Déficit de atención: Síntomas 18 Febrero, 20141 Comentario

Puzzle reinventado

Para saber exactamente qué es el Transtorno de déficit de atención debemos tener en cuenta la opinión de diversos expertos. Pediatras, psicólogos infantiles, pedagogos y docentes son actores importantes en el diagnóstico de este tipo de dolencia. Para empezar debes saber que el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), comienza en edades muy tempranas. Este transtorno se origina en la infancia del niño y se detecta por las dificultades que presenta el pequeño para mantener atención.

Entre los síntomas que pueden ser determinantes para detectarlo: hiperactividad, dificultades en el control de los impulsos o problemas para mantener la atención sobre cualquier aspecto que se le proponga. Estas acciones deben manifestarse tanto en el colegio, en casa o en cualquier otro ambiente social. Recuerda, además, que este trastorno se inicia en la infancia, pero puede continuar en la adolescencia y la edad adulta.

Una de las cuestiones importantes es que aunque los primeros síntomas pueden aparecer en edades muy tempradas, no es hasta los 6 o 7 años, cuando se puede hacer un diagnóstico totalmente adecuado. Es a partir de esas edades cuando la sintomatología es mucho más significativa en todas las facetas de la vida del niño. 

A continuación enumeramos algunos de los síntomas más comunes que, según los expertos,  pueden ayudar a detectar este problema:

  • No presta atención, no escucha.
  • Cambiar con mucha frecuencia de una actividad a otra.
  • Tener dificultad para concentrarse en una sola cosa.
  • Aburrirse con una tarea después de tan solo unos minutos.
  • Incapaz de relajarse.
  • Tener dificultad para concentrarse en organizar una tarea o en aprender algo nuevo
  • Tener problemas  para entregar tareas.
  • Parecen no escuchar cuando se les habla.
  • Sueñan despiertos.
  • Pierde con frecuencia el contro.
  • Se confunden fácilmente. 
  • Tienen dificultad para procesar información como los demás.
  • Discute y contesta habitualmente.
  • Tienen dificultad para seguir instrucciones.