Cuidado InfantilEducaciónTipos de miedos infantiles

Tipos de miedos infantiles

Tipos de miedos infantiles 7 Julio, 200847 comentarios

Tanto en los niños como en los adultos existen tantos miedos como personas. Sin embargo, aquí te presentamos una clasificación básica de los miedos infantiles más comunes y pequeñas recomendaciones para hacerles frente. Si quieres ampliar esta información, echa un vistazo al decálogo contra el miedo infantil.

  1. Miedo a los cambios: un cambio en la rutina del niño (cambio de colegio, de vivienda, de comida, de amigos, de cultura, etc.) provoca como reacción natural una situación de inseguridad, que genera miedo. En este momento, es importante explicar al niño lo más claramente posible el cambio que se ha producido o se va a producir, para que pueda prepararse a él.
  2. Miedo a las personas desconocidas: es necesario enseñar a tu hijo el peligro que comporta hablar con personas que no conoce, pero sin aumentar sus miedos. Edúcale para que sea precavido y no acepte caramelos, ni regalos, ni vaya a pasear con un desconocido, pero transmitiendole siempre confianza y seguridad. Recuérdale que en caso de problemas con personas desconocidas, siempre puede recurrir a un policía o a un adulto que se encuentre cerca.
  3. Miedo a la oscuridad*: uno de cada tres niños pequeños teme a la oscuridad. Este miedo puede surgir a partir una mala explicación de cuentos de monstruos, o a partir de pesadillas y situaciones imaginarias. Hay niños que se sienten más seguros si tienen cerca una pequeña luz encendida. Los pilotos luminosos pueden ser una buena solución temporal al problema.
  4. Miedo a los animales: acostumbra a tu hijo a tratar con animales desde una edad temprana, también a través de fotografías, documentales, cuentos… Edúcale en el respeto a los animales e infórmale de los peligros que puede correr si se acerca a un animal desconocido, pero sin crear alarma.
  5. Miedo a los truenos y a las tormentas: acostumbra desde pequeño a tu hijo a la lluvia y a no temer los relámpagos. Para ello, es importante que le expliques que se trata de un fenómeno natural pasajero, que no le hará ningún daño.
  6. Miedos nocturnos: algunos niños tienen problemas para dormirse si no tienen a sus padres al lado. El miedo nocturno puede estar relacionado con el miedo a la oscuridad, las pesadillas, etc. En este caso, transmite seguridad a tu hijo y trata de que se relaje antes de ir a dormir.
  7. Miedo a la separación*: dentro de su instinto natural, el niño sufre cuando lo separan de las personas a las que está afectivamente unido, sobre todo, de su madre. Durante la infancia se presentan diferentes situaciones en las que se puede produce una separación involuntaria, como la escolarización, una hospitalización, el divorcio o separación de los padres, la muerte de familiares, etc. Trata de preverlas e informa a tu hijo, le ayudará a enfrentarse a ellas con más tranquilidad.
  8. Miedos escolares*: el colegio es el lugar donde los niños pasan la mayor parte de su tiempo, por eso los temores escolares son muy comunes. Existen cuatro tipos de miedos escolares:
  • Miedo al fracaso escolar y al castigo
  • Miedo al malestar físico
  • Miedo social ante actividades públicas, como leer, tocar la flauta, etc.
  • Ansiedad anticipatoria o miedo en los momentos previos a la llegada al colegio

Como hemos comentado, los miedos infantiles entran dentro de la normalidad del proceso de desarrollo del niño, por eso, a no ser que interfieran en su vida cotidiana, no les des una importancia mayor de la que tienen. En caso contrario, si el niño se mostrara continuamente inquieto y eso le impidiera llevar una vida normal, puede resultar de utilidad acudir a un psicólogo.