Bronquiolitis

La bronquiolitis en niños y bebés será frecuente los primeros años de vida de nuestros hijos afectando a los bronquíolos y bronquios. Conoce cómo prevenir, qué es y cómo se contagia la bronquiolitis en los niños, así como sus síntomas y causas de esta enfermedad.

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es la infección respiratoria más frecuente en el lactante, afecta al tracto respiratorio inferior, es decir, los bronquios y los bronquiolos, que son los conductos más pequeños que llevan el aire a los pulmones.

Especialmente afecta a los bebés menores de 2 años, sobre todo a los menores de 6 meses, y su incidencia va en aumento.

bronquiolitis

¿Cómo se contagia la bronquiolitis?

La bronquiolitis se contagia principalmente tocado los objetos contaminados con el virus, en donde suelen quedarse gotas de saliva o mucosidad con el virus, y luego tocándose los ojos, la nariz o la boca. También puede contagiarse inhalando partículas infectadas provenientes de alguna persona infectada con el virus al toser o estornudar.

¿Cuáles son los  síntomas de la bronquiolitis y cuánto tiempo dura?

bronquiolitis-portadaComo primeros síntomas los bebés presentan un cuadro catarral, luego se inflaman los bronquiolos y ello les provoca dificultades para respirar. Como consecuencia los niños tienen dificultad para alimentarse y, a veces, pueden vomitar después de un ataque de tos. También suelen tener fiebre. En los niños sin ninguna patología previa, la duración oscila entre 7 y 12 días, aunque la tos puede persistir incluso durante semanas.

¿Cuál es el tratamiento de la bronquiolitis?

Lo primero que se debe tener en cuenta en lo que respecta al tratamiento de la bronquiolitis es que está producida por un virus, por lo tanto, no responde a los antibióticos. Tampoco, según los expertos, deben utilizarse jarabes para la tos, mucolíticos ni descongestionantes nasales porque incluso pueden ser perjudiciales.

¿Se puede prevenir la bronquiolitis?

Es muy difícil prevenir la bronquiolitis porque se transmite de persona a persona, lo que se recomienda es seguir una buena higiene de manos, evitar los lugares muy concurridos y la exposición al humo del tabaco. Los niños prematuros y los que presentan enfermedades de corazón, pulmones u otras deficiencias inmunológicas son los más vulnerables a la bronquiolitis, en estos bebés hay que extremar al máximo las medidas de precaución.

¿Cuándo debo consultar al pediatra?

Según la Dra. Teresa Pascual, neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica, se debe consultar al pediatra cuando el bebé presenta:

  • Respitación agitada.
  • Rechaza o presenta dificultad para ingerir alimentos.
  • El niño está o muy agitado o muy dormido.
  • Tiene fiebre alta.
  • Tiene los labios o las uñas de color azulado.
  • Hace pausas respiratorias.