Cuidado InfantilHabitación del bebéConsejos útiles para preparar la habitación del bebé

Consejos útiles para preparar la habitación del bebé

Consejos útiles para preparar la habitación del bebé 21 agosto, 2017Deja un comentario
Recomendaciones para organizar la habitación del bebé

Organizar habitación del bebé es precisamente una de las primeras cosas que deberás hacer una vez alcances el segundo trimestre del embarazo. Durante esa etapa tendrás que tomar muchas decisiones con respecto a cómo será el dormitorio de tu bebé, los colores, los muebles, la disposición del mobiliario… Por eso, queremos ayudarte a preparar la habitación de tu bebé y amueblarla de una forma fácil y rápida para que no tengas que hacer frente a ningún contratiempo y puedas disfrutar del pequeño desde su nacimiento.

Recomendaciones para organizar el dormitorio del bebé

¿Vas a preparar la habitación del bebé pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, a continuación te damos una serie de consejos útiles para organizar el dormitorio del bebé. Tanto si el bebé tiene una habitación propia como si va a compartirla con su hermano o hermana, es imprescindible que los muebles estén dispuestos de manera que puedas moverte con facilidad al cambiarle el pañal o jugar con él, mecerlo o dormirlo:

  • Coloca la cuna contra la pared, donde el bebé no tenga acceso a ninguna ventana, cordón de cortina o mueble. Como es de sentido común, tampoco es aconsejable colocarla junto a ninguna pared que comunique con una habitación ruidosa ni en un lugar donde reciba directamente la luz del sol mientras duerme.
  • El cambiador de pañales debe estar pegado a la pared y lejos de las ventanas. Ten algún otro mueble cerca para guardar los pañales, toallitas, cremas y pomadas. De esta manera, tendrás a mano todo lo que necesites mientras cambias los pañales sin tener que dejar al bebé desatendido ni siquiera un momento. El cubo para los pañales sucios deberá estar junto al cambiador para que no tengas que abandonar la habitación para tirarlos en la basura de la cocina cada vez.
  • Puede resultarte útil tener una mecedora cómoda en la habitación del bebé; acabarás pasando muchas horas allí. Coloca cerca una lámpara de baja intensidad que puedas usar para leer y, si lo deseas, una pequeña radio o reproductor para escuchar música mientras das el pecho a tu pequeño o pequeña o te extraes leche.
  • Coloca un reloj a la vista desde la mecedora, así podrás saber el tiempo que has estado amamantando al bebé.
  • También te harán falta una cómoda o una cajonera, y cajas o estanterías para guardar ropa, juguetes y libros conforme vaya el bebé creciendo.

Recuerda que sea cual sea el color o el estilo de los muebles que elijas, la seguridad de la habitación del bebé debe ser prioritaria. También es aconsejable buscar materiales que sean fáciles de limpiar y no provoquen reacciones alérgicas al bebé.