Cuidado InfantilHabitación del bebé8 consejos de seguridad infantil para la habitación del bebé

8 consejos de seguridad infantil para la habitación del bebé

8 consejos de seguridad infantil para la habitación del bebé 21 Agosto, 2017Deja un comentario
Habitación segura para el bebé

Una habitación segura para tu bebé depende de una buena organización. Aunque las precauciones irán cambiando a medida que el niño crezca y se desarrolla, es importante tener en cuenta la seguridad en la habitación del bebé y hacer que su dormitorio sea estimulante, ordenado y agradable. Cuando organices los adornos y los mobiliarios trata de mantener el equilibrio en el estilo para que tengas un lugar seguro.

A continuación, vamos a darte una serie de consejos de seguridad infantil para la habitación del bebé para que puedas proteger a tu hijo o hija y garantizarle un descanso cómodo y seguro desde su nacimiento.

Cómo crear una habitación segura para el bebé

Sea grande o pequeña, muy luminosa o con un estilo vintage, la habitación del bebé debe adaptarse a su crecimiento y favorecer su descanso. Por eso, es fundamental tomar una serie de precauciones para que la habitación del bebé sea segura y cómoda desde el primer momento.

Algo importante para que el bebé duerma a salvo es la temperatura. De hecho, a muchos padres les preocupa que los niños tengan frío y los tapan mucho, por lo que desconocen la temperatura ideal para la habitación del bebé. Sin embargo, el exceso de calo también es un riesgo para los bebés, así que es importante que su dormitorio esté a una temperatura adecuada y alejar la cuna de los radiadores, además de utilizar un pijama y ropa de cama adecuados. Toma nota de más recomendaciones sobre seguridad infantil para la habitación del bebé como te indicamos a continuación:

  1. Recuerda que mientras más simple es el estilo de decoración infantil hay más comodidad y facilidad de limpieza. No lo sobrecargues con peluches ni adornos.
  2. A la hora de pintar la habitación o ambientarla con motivos animados utiliza pinturas no tóxicas.
  3. Evita las alfombras y la moqueta, pues atrapan ácaros y recogen la tierra de los zapatos. Éstos pueden provocar alergias en tu bebé.
  4. Ten en cuenta la iluminación de la habitación del bebé: compra protectores para las puertas, ventanas, enchufes y cajones para prevenir accidentes.
  5. Busca muebles con bordes redondeados para evitar raspaduras y fija los armario y las estanterías a la pared para evitar que el bebé se las tire encima.
  6. Busca una buena ventilación e iluminación para el lugar donde estará la cunita de tu bebé.
  7. No incluyas objetos de cristal o de cerámica en la decoración de tu bebé, pues pueden romperse  y causarle daño a tu bebé.
  8. Guarda bien los medicamentos y otros materiales que tu bebé pueda llevar a la boca.

Asimismo, escoge la cuna con cuidado para garantizar que cumpla las medidas de seguridad, con las barras correctamente situadas y un colchón firme y de relleno prieto. Trata de que la cuna sea amplia, estable y con formas lisas o redondeadas, sin barnices o punturas que puedan resultar perjudiciales para salud de tu bebé. Las almohadas, edredones y paragolpes no son adecuados para bebés menores de un año, ya que pueden provocar asfixia.