Cuidado InfantilAlimentaciónLactanciaEl destete

El destete

¿Qué es el destete y cómo llevarlo a cabo?

El destete es el proceso por el que el niño deja de tomar el pecho y abandona su anterior forma de alimentación, la lactancia materna, por otro, que consiste en la introducción de alimentos complementarios o la sustitución de la leche materna por fórmulas artificiales.

Aunque la mayoría de pediatras coinciden en que la mejor edad para empezar con el destete del bebé sea a partir de los cuatro meses, no te sientas presionada para empezar a destetarlo antes o después del momento que consideres adecuado para tu hijo o hija. Cada bebé es diferente y cuenta con unas necesidades específicas. Descubre a continuación todo lo que necesitas saber sobre el destete del bebé y cómo llevarlo a cabo correctamente.

¿En qué consiste el destete del bebé?

El destete es un proceso largo, que comienza con la primera papilla alrededor de los seis meses y puede terminar muchos meses e incluso uno o dos años después.

La lactancia materna se recomienda como forma de alimentación del bebé exclusiva hasta que el niño tiene seis meses como mínimo. A partir de este momento, la lactancia pasa a ser una forma de alimentación complementaria hasta el primer año o más, siendo muy recomendable hasta que el bebé cumple los dos años.

Esto, al menos, es lo recomendado por la OMS y otras organizaciones de salud y pediatría, aunque el hecho real es que pocos niños se benefician de la lactancia materna hasta esa edad, ya sea por razones culturales, personales o de salud. En algunos casos, es la madre quien planea iniciar el destete gradual, mientras que en otros, es el niño quien comienza a mostrar desinterés por la lactancia.

8 señales que indican que tu bebé está preparado para el destete

Consejos para empezar a destetar al bebé

Muchas mamás se preguntan cuándo y cómo destetar al bebé. Aunque hay excepciones, pese a que la mayoría de alimentos son adecuados para el bebé a partir de los seis meses, se recomienda empezar a destetar al bebé poco a poco, sobre todo si hay antecedentes familiares de alergias.

El primer paso para destetar al bebé de forma progresiva es que se acostumbre a comer con cuchara. La comida debe ser suave, de consistencia semilíquida y sin sabor. Al principio, la cantidad que come es en gran medida irrelevante. Si permites que el niño coma solo, puede que más adelante coma con cuchara. Escoge un momento del día en que no tengas mucha prisa ni el bebé esté demasiado cansado para introducir sólidos en su alimentación. Habla con el bebé mientras come, intenta ser positivo y animarlo.

En definitiva, empieza poco a poco, dale fruta o verdura en la punta de una cuchara de plástico o el dedo limpio. Tal vez te convenga darle un poco de leche primero para frenar los retortijones de hambre, pero, a medida que las comidas se vayan regularizando, empieza a ofrecerle comida antes que leche.