Cuidado InfantilCuidadosAccesorios para el bebéLas claves para elegir la mejor silla de paseo para el bebé

Las claves para elegir la mejor silla de paseo para el bebé

Las claves para elegir la mejor silla de paseo para el bebé 3 Enero, 2018Deja un comentario
Consejos para comprar una silla de paseo para el bebé

Hoy, los padres primerizos tienen mucha suerte; y es que hay un montón de opciones a la hora de adquirir los accesorios necesarios para el paseo del bebé y de elegir sillas, cochecitos y sistemas de transportes para el bebé. Si bien es cierto que con este catálogo hay más variedad, quizá muchos se vuelvan un poco locos a la hora de tomar la decisión definitiva y comprar una silla de paseo para el bebé sin darle muchas vueltas. No hay problema, siempre se pueden seguir las siguientes claves para elegir la mejor silla de paseo para el bebé que te mostramos.

Consejos para comprar una silla o un cochecito de paseo

Cada familia tiene unas necesidades diferentes. Es interesante que se anoten para ver cuál es la mejor silla de paseo para el bebé de la familia. No será lo mismo unos padres que quieran pasear por terrenos irregulares que estables. También debes anotar con qué frecuencia usaréis el coche, si vives en una zona con cambios climáticos excesivos o si crees que necesitarás espacio para almacenar muchas cosas mientras paseas al bebé por la calle o el parque.

Mucho ojo con las ofertas que incluyen muchos accesorios. La mayoría puedes no usarlos. Piensa en qué necesitas exactamente y cíñete a eso para buscar. Vuestros paseos diarios lo agradecerán.

1. Piensa en tu comodidad

Hay sillas que son excesivamente grandes. Esto hace que sean muy incómodas a la hora de guardarlas o transportarlas en el coche, pero también para manejarlas. Como resultado, al final se termina usando menos este tipo de sillas, pues se convierten en una odisea. La solución es escoger una silla de paseo ligeras que sean fáciles de manejar y guardar.

2. Opciones versátiles y funcionales que ahorran dinero

La mayoría de los padres buscan el ahorro. Lo ideal es, por tanto, que esta silla de paseo dure el máximo tiempo posible. Una silla que se pueda adaptar poco a poco al crecimiento y medidas de tu bebé.

La mayoría de fabricantes apuestan por sillas o cochecitos plegables y desmontables. Esto facilita su uso. Además, también hay diseños que permiten distintos tipos de sujeciones. Esto significa que tu bebé, a medida que crezca, encontrará una sujeción específica para su edad y tamaño.

Accesorios para pasear al bebé
Syda Productions || Shutterstock

3. Los accesorios de la silla de paseo, con moderación

Como comentábamos, no debes caer en las ofertas atractivas de los accesorios, pero tampoco comprar en exceso (pensando que los vas a usar). Hay tantísimos accesorios que, en un padre primerizo, puede ser abrumador escoger a la hora de pasar al bebé del capazo a la silla de paseo. No obstante, no todos son igual de útiles.

Hay imprescindibles que no debes olvidar, como el impermeable para la silla de paseo o el cubrepiernas. Con estos, tu bebé estará seco cuando llueva y calentito cuando haga frío. Para el buen tiempo quizá sea más recomendable conseguir una silla de paseo con parasol.

Independientemente del clima, hay otros accesorios que sí podrían serte muy útiles. Por ejemplo, el apoyamanos para el bebé. También la cesta bajo el asiento, en la que podrás guardar cosas, o el bolso, que es esencial para poder llevar todo lo que tu bebé necesita en cada momento. Aunque estos son los más útiles, hay muchos otros, como accesorios para llevar bebidas, para poder colocar el smartphone, etc.

4. Una prioridad clara: la seguridad de la silla o el cochecito

Estaremos todos conformes con que la seguridad de la silla de paseo del bebé es esencial. Sí, la seguridad y la comodidad en una silla de paseo deben ir de la mano. Es imprescindible escoger un modelo que tenga cinturón de seguridad para que los bebés no se salgan cuando empiecen a moverse más.

Otra prestación imprescindible a la hora de comprar una silla o cochecito de paseo es que se puedan bloquear las ruedas o frenar sin esfuerzo. Por muy pendientes que estemos de nuestros hijos, los accidentes suceden. Poder bloquear el cochecito en un momento dado, evitará más de un susto, sobre todo en los paseos por calles con pendiente.