Cuidado InfantilCuidadosEstimulaciónEl método definitivo para estimular el sentido del gusto del bebé

El método definitivo para estimular el sentido del gusto del bebé

El método definitivo para estimular el sentido del gusto del bebé 3 Enero, 2018Deja un comentario
Consejos para estimular el sentido del gusto en el bebé

El sentido del gusto es aquel sentido que permite que registremos e identifiquemos los sabores. El bebé lo desarrolla desde el embarazo, aunque, una vez nace, es importante estimularlo para que poco a poco pueda ir conociendo y explorando los diferentes tipos de sabores (salado, dulce, amargo etc.). Parece complicado, pero lo cierto es que no lo es tanto. Fíjate en este método definitivo para estimular el sentido del gusto del bebé y aprende diferentes técnicas de estimulación temprana para conseguirlo.

El sentido del gusto en el bebé antes de nacer

Durante el embarazo, a través del líquido amniótico, el bebé irá probando diferentes sabores. Esto ayuda a que el feto poco a poco forme sus pulmones y sistema digestivo. Además, no es de extrañar que ya mismo, en el vientre de la madre, comience a sentir más afinidad por unos sabores que por otros.

Tanto si la madre como algo dulce como picante, salado, ácido o amargo, el bebé lo notará. Así, irá teniendo sus primeras experiencias con el mundo de los sabores y una de las primeras manifestaciones del sentido del gusto del bebé antes de nacer.

Consejos para desarrollar el sentido del gusto en el bebé

Durante los primeros meses, la estimulación del sentido del gusto del bebé no es muy activa. Los recién nacidos prefieren los sabores dulces a los salados. Esto sucederá durante la época lactante, mientras que el niño se alimenta de la leche materna. Se puede así registrar posibles rechazos a otros sabores.

Una lactancia prolongada podría tener repercusión en el desarrollo del gusto. Si la prolongamos mucho en el tiempo, el bebé no experimentará la variedad y podría no querer probar posteriormente los demás sabores y texturas.

1. Estimula el sentido del gusto del bebé con la comida

Una vez los bebés empiezan con las papillas la cosa es más sencilla. A la hora de preparar estas papillas, de fruta o verdura, es bueno ir variando los ingredientes. Así, el pequeño podrá ir percibiendo distintos sabores. Varía también la proporción de cada uno de los ingredientes para que cada vez tenga un toque diferente.

Asimismo, si quieres estimular el gusto del bebé, no le des siempre los yogures naturales o de fresa. Intenta variar un poco. En el mercado hay un sinfín de opciones. Además, también es buena idea variar la marca de los mismos, pues las texturas y sabores también cambian.

También puedes desarrollar el gusto del bebé desde bien pequeño poniéndole en la punta de la lengua distintos guisos y comidas. Siempre en pequeñas dosis y con mucho cuidado, para que no esté demasiado caliente ni demasiado frío.

2. Combina los sabores, pero también texturas

Otra forma de desarrollar y potenciar el gusto del bebé es el de ir combinando sabores familiares y agradable con otros sabores completamente nuevos. De esta forma, el niño no sentirá un rechazo inmediato. Ojo, no sólo sucede con los sabores, también con las texturas. Es necesario intentar, en la medida de lo posible, darle texturas diferentes.

Llega un momento en el que los bebés se lo llevan todo a la boca. Forma parte del proceso de exploración, lo cual ayuda a entender mejor las funciones de la estimulación temprana. Así, además de alimentos, se puede intentar estimular esas nuevas sensaciones con objetos (siempre para niños) con diversas texturas. Esto ayudará a que desarrollen más sus papilas gustativas, siendo positivo para explorar después los sabores.

3. Mucho cuidado con la sal y el azúcar

Los riñones de un bebé son pequeños como él. Además, no están bien desarrollado. Por este motivo, les cuesta más procesar la sal y los azúcares añadidos. Evita los alimentos con exceso de ambos y apuesta por comidas más saludables. Si acostumbras a tu hijo a comer frutas y vegetales blandos y sin demasiada sal, aprenderán a apreciarlos y se acostumbrarán a una vida más saludable.