Cuidado InfantilAlimentaciónLactanciaCómo amamantar al bebé

Cómo amamantar al bebé

Cómo amamantar al bebé 28 Agosto, 2017Deja un comentario
Pasos para dar el pecho al bebé

Dar el pecho ha de ser una experiencia cómoda tanto para la madre como para el bebé. Para que la lactancia tenga éxito, se ha de adoptar una postura o posición correcta que evite dolores a la mamá y que permita al bebé alimentarse correctamente. Aquí te ofrecemos los pasos básicos para comenzar a amamantar a tu hijo.

Una postura correcta para dar el pecho debe ser aquella en la que tanto la madre como el bebé estén cómodos, la mamá no sienta dolor y el pequeño pueda vaciar fácilmente el pecho y quedar satisfecho. Una posición y postura correcta facilitará la lactancia, garantizará que ésta se prolongue y sobre todo, evitará complicaciones.

Pasos para dar el pecho al bebé

El primer paso para dar el pecho a tu bebé es que te encuentres cómoda, con la espalda recta y los hombros relajados. La mano ha de sujetar el pecho, con el dedo pulgar sobre él y el resto de dedos por debajo, sin presionar. Con el otro brazo, acerca al bebé al pecho y roza su labio con el pezón. Esto estimulará sus reflejos y el pequeño abrirá la boca por sí solo. Procura que el bebé abarque gran parte de la areola y no sólo el pezón. Tal y como te explicará el pediatra, otros de los pasos que debes seguir para dar el pecho al bebé son los siguientes:

  1. Una vez hayas creado un ambiente tranquilo a tu alrededor, es momento de ofrecer el pecho a tu bebé. Quizá te ayude rodear el pecho con la mano o aguantarlo por debajo apoyando tus dedos sobre las costillas.
  2. El bebé empezará a mamar instintivamente una vez sienta el pecho sobre su mejilla; o si no lo hace, roza con tu pecho sus labios para despertarle el reflejo de succión. En cuanto abra la boca, acércalo a tu pecho.
  3. Tu bebé tiene que abrir bien la boca para abarcar parte del pecho y el pezón a la vez. Debe sacar la lengua lo suficiente para agarrarse cómodamente al pecho mientras mama, y presionar el pecho alrededor del pezón para extraer la leche.
  4. Si necesitas cambiar de postura, puedes interrumpir la succión introduciendo tu dedo meñique en la comisura de su boca.
  5. El propio bebé te hará saber que el pecho ya está vacío porque empezará a jugar con el pezón, lo soltará o se quedará dormido. En este momento puedes ofrecerle el otro pecho.

Finalmente, es importante que estés atenta a la postura de tu bebé mientras se alimenta. Los siguientes signos indican que la postura que has adoptado para dar el pecho al bebé es correcta:

  • La barriga del bebé mira hacia la barriga de la mamá.
  • La cabeza del pequeño está alineada con su cuerpo.
  • El bebé mira el pecho de frente y puede soltarlo si quiere, no está presionado.
  • La boca del bebé está muy abierta, tapando parte de la areola y no sólo el pezón.
  • La nariz y el mentó del pequeño están pegados o muy próximos al pecho.
  • Puedes observar movimiento de las mandículas del pequeño.