Cuidado InfantilSaludOdontologíaCómo cuidar los dientes del bebé

Cómo cuidar los dientes del bebé

Cómo cuidar los dientes del bebé 12 Septiembre, 2017Deja un comentario
Cuidado de los dientes y las encías del bebé

¿Tu hijo o hija ha finalizado el proceso de dentición y no sabes cómo cuidar los dientes de leche de tu bebé? Desde el momento en que asome su primer diente – hacia los 6 meses -, deberás prestar atención al cuidado de los dientes del bebé, aunque no sean los definitivos. Solo así conseguirás que tu pequeño tenga una boca sana durante toda su vida.

Aunque existen algunos síntomas típicos de la dentición, lo cierto es que la salida de los primeros dientes de los bebés no es un proceso doloroso. Si fuera así, es importante que consultes con el pediatra qué tipo de tratamiento puedes seguir para aliviar el dolor de dientes de tu bebé y conseguir que sus pequeños dientes nazcan y crezcan sanos y fuertes.

Consejos para cuidar los dientes y las encías del bebé

Entonces, ¿qué puedes hacer para cuidar los dientes y las encías del bebé? Además de atender a tres pilares básicos, como son la limpieza, la alimentación del bebé y la visita periódica al dentista, puedes seguir también estos consejos para cuidar los dientes del bebé en casa:

  • Anima a tu hijo o hija a beber la máxima cantidad de agua posible cuando no esté tomando leche. Así se convertirá en un bebedor de agua de forma progresiva y no esperará otro tipo de bebida.
  • Evita darle al bebé bebidas azucaradas, incluidas las de frutas.
  • Si toma zumo, dilúyelo con una gran cantidad de agua y dáselo en una taza en vez de biberón en cuanto sea posible.
  • No dejes el biberón del bebé en la cuna ni le permitas utilizarlo como chupete. Si el bebé necesita el biberón para calmarse, llénalo de agua.
  • Aparta al bebé del pecho entre las tomas. No le dejes utilizar el pezón como chupete, ya que incluso la leche materna puede ser perjudicial si está en contacto constante con los dientes.
  • Dale fruta al final de algunas comidas, en vez de un postre. La fruta tiene un dulzor natural y no fomenta el deterioro dental como sí lo hacen los alimentos azucarados.
  • Si le ofreces alimentos dulces, hazlo siempre al final de las comidas no como tentempiés entre horas, y antes de lavarle los dientes.