Cuidado InfantilMeses del bebéBebé prematuro4 consejos para los papás de un bebé prematuro

4 consejos para los papás de un bebé prematuro

4 consejos para los papás de un bebé prematuro 7 marzo, 2018Deja un comentario
Consejos para los padres de un bebé prematuro

El hecho de tener un bebé prematuro que ha llegado al mundo unas semanas antes de la fecha probable de parto, es algo que despreocupa y desconcierta a los  progenitores de estos niños. Te ofrecemos 4 consejos para los papás de un bebé prematuro, a continuación.

¿Qué deben hacer los padres ante la llegada de un bebé prematuro?

La llegada de un bebé al mundo siempre es un motivo de nervios y preocupación, pero en el caso de los bebés prematuros (niños que llegan al mundo unas semanas antes de la fecha probable de parto y que, en ocasiones, su nacimiento suele presentar complicaciones), este sentimiento de preocupación por parte de los padres se multiplica.

Por ello, cuando llega un bebé prematuro a la familia lo normal es que los padres entremezclen muchos sentimientos como la inseguridad y el miedo, pero también la esperanza y las ganas de luchar por su hijo para que pueda salir adelante cuanto antes:

1. Resolver todas las dudas

Si vuestro bebé ha nacido de forma prematura, lo más probable es que tras el parto tengan que ingresarlo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. En este momento, durante los primeros días del bebé prematuro en el hospital, debéis resolver todas las dudas que os vengan a la cabeza, preguntando a los médicos y enfermeros que trabajan con estos bebés.

El personal de esta unidad hospitalaria os explicará todo lo que necesitáis saber sobre la evolución de vuestro hijo, y también sobre todos los tratamientos que va a recibir hasta que le den el alta médica.

2. Mantener la calma

Lo más importante ante la llegada de un bebé prematuro es que los papás mantengan la calma, para poder así transmitirle un estado de ánimo positivo y optimista al bebé que acaba de nacer.

Es normal asustarse cuando ves a tu hijo lleno de cables en una incubadora, pero hay que tener en cuenta que todo esto no le causa dolor a vuestro bebé, sino al contrario, le ayuda a reponerse para poder llegar a ser un bebé normal en el menor espacio de tiempo posible.

3. Ayudar al bebé en todo el proceso

Los bebés prematuros presentan necesidades específicas para las que, además de contar con el personal médico del hospital, necesitan también todo el apoyo y la ayuda de sus papás. En este sentido, el médico o los enfermeros os contarán todo lo que podéis hacer por vuestro bebé, como por ejemplo, cambiarlo de postura para facilitar su desarrollo motor, o brindarle un entorno tranquilo y relajado para que el niño se desarrolle de la mejor forma posible.

Cuando entréis a ver a vuestro hijo, es importante que sigáis todas las indicaciones que os de el personal médico del hospital, especialmente algunas medidas de higiene para evitar que el bebé pueda coger infecciones debido a los microbios que portáis del exterior: lavarse bien las manos antes de entrar en contacto con el bebé, utilizar mascarilla, o llevar una bata encima de la ropa, son algunas de las medidas de higiene imprescindibles para los padres que permanecen junto a sus bebés prematuros en el hospital.

4. Protegerlo cuando le den el alta hospitalaria

Los bebés que han nacido de forma prematura podrán irse a casa cuando alcance la edad que corresponda a la fecha de su nacimiento a término, siempre y cuando no presenten complicaciones que les obliguen a permanecer más tiempo en el hospital

Si vuestro bebé ha recibido el alta y se va a casa, debéis extremar la limpieza en el hogar, evitar que el niño entre en contacto con personas que tengan alguna infección contagiosa, y brindarle un entorno tranquilo en el que no se reciban muchas visitas por parte de familiares y amigos, al menos, durante las primeras semanas.