Cuidado InfantilSaludRemedios naturales para aliviar la tos en niños y bebés

Remedios naturales para aliviar la tos en niños y bebés

Remedios naturales para aliviar la tos en niños y bebés 30 Noviembre, 2017Deja un comentario
Remedios naturales para aliviar la tos en niños y bebés

Uno de los principales síntomas del resfriado y la gripe en bebés y niños pequeños es la tos. Sin embargo, y a diferencia de los adultos, los niños no pueden tomar medicamentos para aliviar este síntoma y a veces, no hay más remedio que acudir a los remedios caseros. Si tu bebé tiene tos, anota estos cuatro remedios naturales para la tos del bebé que le ayudarán a aliviarla y a sentirse mucho mejor.

¿Cómo aliviar la tos de los niños y bebés?

La tos es un problema de salud en los bebés y niños  bastante frecuente. Se produce cuando un virus o una bacteria irrita la faringe, la laringe o los bronquios, es decir, las vías respiratorias superiores del bebé. Además, la tos de los niños suele siempre ir también acompañada de excesiva mucosidad que les impide respirar con normalidad.

Teniendo en cuenta que los jarabes antitusivos que tratan la tos seca, no están recomendados para niños menores de seis años de edad, es posible que no sepas cómo tratar la tos de tu hijo con remedios caseros si éste es menor de esta edad.  Si tu bebé tiene mucha tos, lo mejor es que consultes con el pediatra y que recurras a uno de estos remedios naturales para aliviarla en el caso de que te lo aconsejara.

1. Miel y limón

La miel con el limón son una combinación perfecta para mejorar la tos en los niños y en los bebés, y es que mientras que el limón tiene un efecto antiinflamatorio gracias a la vitamina C que contiene, la miel les suaviza la garganta y les ayuda a dejar de toser.

Tan sólo tienes que preparar en una taza el zumo de medio limón exprimido, añadirle una cucharadita de miel y batirlo bien. Ofrécele al bebé una cucharada varias veces al día y notarás como poco a poco, la tos va desapareciendo.

2. Cebolla partida

Este remedio natural es muy antiguo, pues ya lo usaban las familias hace muchos siglos, pero también hay que reconocer que es muy efectivo para combatir la tos de los niños y bebés. El método consiste, básicamente, en cortar una cebolla que no esté demasiado madura en varios trozos y colocarlos en un recipiente o sobre un plato y poner este plato cerca de la cuna del bebé.

Mientras el niño duerme aspirará el gas que emite la cebolla cortada que es, precisamente, el mismo gas que nos hace llorar cuando la cortamos. Según dicen, este remedio natural ayuda a humedecer la garganta del niño, lo que le ayuda a aliviar la tos mientras duerme y, por lo tanto también, a descansar mejor.

3. Humidificador

Tener en casa un ambiente limpio y húmedo es una de las claves esenciales para combatir la tos seca de los bebés, al igual que los cólicos del lactante. Por ello, muchas familias recurren al humidificador, especialmente durante los meses de invierno y si tienen puesta la calefacción en casa.

Eso sí, a la hora de usar el humidificador en la habitación de los bebés hay que tener en cuenta algunas pautas, como por ejemplo, ponerlo unas horas antes de que el niño se vaya a dormir para humedecer la habitación, y luego apagarlo. Y también es conveniente limpiarlo después de cada uso, para evitar que el agua que ha quedado estancada en el depósito pueda dar lugar a la proliferación de moho y bacterias, que empeorarían la tos del bebé si lo volviéramos a poner otra vez.

4. Lavados con suero fisiológico

Además de la tos seca, los bebés pueden sufrir tos cuando almacenan una gran cantidad de mucosidad en las vías altas del bebé. Por ello, otro remedio natural muy eficaz para aliviar la tos de los bebés es hacerles lavados nasales con suero fisiológico y una jeringuilla. Estos lavados le ayudarán a respirar mejor, por lo que es probable que tu bebé también tosa menos.