Cuidado InfantilSaludRemedios caseros para aliviar el estreñimiento en los bebés

Remedios caseros para aliviar el estreñimiento en los bebés

Remedios caseros para aliviar el estreñimiento en los bebés 21 Noviembre, 2017Deja un comentario
Remedios caseros para el estreñimiento del bebé

Llora con desconsuelo, está muy molesto y parece tener hinchazón y dolor abdominal. Si esto ocurre y sabes que tu bebé no ha defecado en dos días o más, estás ante un episodio de estreñimiento en el bebé que puedes intentar aliviar con algunos remedios caseros antes de visitar al pediatra si no ves mejoría. Es normal que te desesperes viendo como lo pasa mal cada vez que intenta expulsar las heces y no puede o le cuesta muchísimo esfuerzo. Es importante empezar a tratar el estreñimiento en los bebés a tiempo, porque cuanto más tiempo pase entre una deposición y otra, más duras y secas se volverán las heces y más le costará al pequeño eliminarlas.

Los bebés alimentados con lactancia materna a demanda no suelen sufrir estreñimiento, ya que se presenta con mayor asiduidad en niños que toman biberón y también en el momento en que empiezan a introducirse nuevos alimentos. Siempre dependiendo de la edad de tu bebé, hay algunos remedios para aliviar el estreñimiento de forma natural sin tener que recurrir a medicamentos, salvo que el pediatra te indique lo contrario.

Consejos para tratar el estreñimiento del bebé de forma natural

Introducir la punta del termómetro del bebé o cosas tan extrañas como el tallo de una ramita de perejil en el ano es uno de esos trucos caseros para aliviar el estreñimiento en niños y bebés, de toda la vida, sobre los que hay distintas opiniones. Es cierto que este gesto favorece el movimiento intestinal, porque la reacción natural es intentar expulsar ese cuerpo extraño que está en el ano, pero hay que decir que esta práctica siempre deberá hacerse con máximo cuidado y con las debidas medidas de higiene. Hablamos de una zona muy delicada. El bebé, al moverse, podría hacerse daño con la punta del termómetro y el remedio para el estreñimiento infantil podría resultar peor que la enfermedad.

Además de esta práctica y de tener en cuenta los alimentos que pueden provocar estreñimiento al bebé, tienes otros remedios caseros para el estreñimiento del bebé menos “invasivos”, que pueden ayudarte a proporcionar el alivio que tu pequeño requiere:

  • Masajes. Son magníficos para aliviar el estreñimiento del bebé de forma natural porque con ellos consigues, por un lado, consolar y tranquilizar al bebé (en ocasiones la propia tensión y el estrés de no poder defecar agrava el problema) y por otro, movilizar toda la zona favoreciendo el posible movimiento en el intestino. Al igual que los masajes para los cólicos del bebé, tumba al pequeño boca arriba y con la palma de la mano, masajea el área abdominal, sin apretar y haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario. Prueba también boca abajo, recorriendo con tus manos la zona de la espalda y riñones, de arriba hacia abajo y viceversa.
  • Pedaleo. Tu pequeño aún no puede hacer ejercicio, pero intenta ayudarle de manera divertida. Tumbado boca arriba, coge sus piernas y llévalas hacia el pecho moviéndolas despacio y con suavidad, como si estuviese pedaleando. A él le parecerá un nuevo juego divertido y conseguirás que haga un ejercicio que tal vez provoque el necesario movimiento intestinal que expulse las heces.
  • Un baño caliente. Le relajará, aliviando la tensión de la zona abdominal y favoreciendo la dilatación. El baño unido a los masajes pueden ser una estupenda solución para tratar el estreñimiento del bebé de forma natural en casa.
  • Bálsamo a base de aceites. En caso de estreñimiento del bebé debes proteger la zona anal del bebé con alguna pomada emoliente para evitar pequeñas heridas o fisuras. El hecho de hacerlo, probablemente también provocara la reacción de expulsión (igual que introduciendo la punta del termómetro). Ponle el bálsamo pasando tu dedo por toda la zona del ano. Un poco de vaselina también puede cumplir el mismo fin. Además, tienes supositorios de glicerina pero antes de recurrir a ellos debes consultar con el pediatra.
  • Más líquidos. Recuerda que el estreñimiento va ligado a una posible hidratación insuficiente. Para aliviar el estreñimiento de los bebés lactantes, te aconsejamos que pongas al pequeño a mamar con más frecuencia porque aunque no tenga hambre, tal vez tome esa primera leche que sale del pecho, la más líquida, aliviando así el estreñimiento. Si tu hijo toma biberón, rebaja el contenido en leche en polvo e incrementa la cantidad de agua. En el caso de bebés de más de un año o año y medio, los zumos de fruta, especialmente de naranja o de ciruela, son un estupendo remedio contra el estreñimiento (siempre que estos alimentos ya estén incluidos en su dieta).