Cuidado InfantilSaludMasajes para aliviar los cólicos del bebé

Masajes para aliviar los cólicos del bebé

Masajes para aliviar los cólicos del bebé 6 Noviembre, 2017Deja un comentario
Cómo calmar los cólicos del bebé con masajes

Durante los primeros meses de vida, muchos bebés pueden padecer fuertes dolores abdominales e intestinales debidos a mecanismos naturales del organismo, y que comúnmente son conocidos como cólicos del lactante. Si quieres ayudar a tu bebé a sentirse mejor después de los cólicos, no dudes en probar los sencillos y eficaces masajes para aliviar los cólicos del bebé de forma rápida y eficaz.

Muchos bebés, y especialmente durante los primeros meses de vida, pueden padecer fuertes dolores abdominales e intestinales debidos a mecanismos naturales, y que comúnmente son más conocidos como cólicos. En la mayoría de los casos, estos cólicos se deben a que los recién nacidos no tienen la suficiente madurez en su sistema digestivo como para asimilar con normalidad el alimento que reciben en cada toma.

Otras de las causas de los cólicos de los bebés giran en torno a la imposibilidad que tienen muchos bebés para expulsar el aire que tragan mientras comen y otros, en cambio, guardan relación directa con el reflujo gastroesofágico que padecen muchos bebés al nacer. Sea cual sea el origen de estos síntomas, es fundamental que pidas consejo al pediatra antes de empezar a hacer masajes para calmar los cólicos del lactante en casa.

¿Cómo puedo calmar los cólicos del bebé con masajes?

Sea cual sea el motivo de los cólicos en tu bebé, uno de los remedios más naturales y efectivos para calmar los síntomas que provocan los cólicos son, precisamente, los masajes específicos en la zona del vientre. Sin embargo, antes de practicarle el masaje a tu hijo, y para que éste sea cien por cien efectivo, debes aprender a hacerlo correctamente y consultar con el pediatra cualquier duda que tengas al respecto.

A continuación, te damos unas sencillas pautas para calmar los cólicos de tu bebé a través del masaje:

1. Cuando sufre gases o estreñimiento

Si tu bebé tiene dificultad para expulsar el aire que traga después de las tomas, o también, sufre estreñimiento y le cuesta defecar con cierta regularidad, es probable que padezca molestos cólicos acompañados de llanto, especialmente, cuando termina de comer.

El masaje más indicado para aliviar los gases de los bebés y, también, para facilitar el tránsito intestinal y ayudarle así a expulsar las heces, es aquel que practicamos sobre su barriga, masajeando siempre en el sentido de las agujas del reloj. En este sentido, si hemos colocado al bebé boca arriba mirando hacia nosotros, los ideal es hacer movimientos circulares con las manos, siempre de izquierda a derecha. Es preferible también, empezar con un toque muy suave y, si vemos que al bebé le gusta, podremos entonces imprimir un poco más de presión en el movimiento.

2. Cuando padece diarrea

Muchos de los cólicos de los niños están agravados por la intolerancia a la lactosa del bebé o por una incorrecta asimilación de la leche que toman. En estos casos, lo más frecuente es que el bebé sufra diarreas, y dolor abdominal intenso cada vez que quiere defecar.

En este sentido, el masaje más indicado para aliviar el cólico será el mismo masaje que describíamos anteriormente, pero las manos ahora han de girar en la dirección contraria al sentido de las agujas del reloj.

3. Si tiene cólicos intensos

Si tu bebé padece cólicos muy intensos, acompañados de largos episodios de llanto, además de probar estos masajes, puedes intentar practicar este ejercicio con él.

Sujétale los pies, y acompaña sus rodillas con movimientos suaves hacia su barriga. Una vez que hayas llegado a la zona del abdomen, intenta ejercer una leve presión y realiza con sus piernas un suave movimiento circular. Por último, estírale de nuevo las piernas, y una vez finalizado el movimiento, masajea a fondo el vientre del bebé, con suaves movimientos circulares.

Se aconseja practicar este masaje para aliviar el cólico del bebé durante un periodo mínimo de dos semanas, y especialmente, cuando haya cesado el episodio de dolor intenso que le provoca el cólico al bebé. Otra opción es acudir al Método Rubio para aliviar el cólico del bebé, siempre bajo la recomendación del pediatra.