Cuidado InfantilAlimentaciónLactancia¿En qué consiste la lactancia a demanda?

¿En qué consiste la lactancia a demanda?

¿En qué consiste la lactancia a demanda? 23 Octubre, 2017Deja un comentario
En qué consiste la lactancia materna a demanda

La lactancia materna es la manera más natural de alimentar a tu bebé desde el momento que nace. Dar el pecho a demanda significa que el pequeño comerá cada vez que, a su manera, lo pida, sin tener en cuenta un número de tomas determinado ni un tiempo exacto para cada una de ellas. Cada vez son más las madres que optan por la lactancia a demanda entendiendo que es la manera más lógica de dar el alimento al pequeño. Tu hijo no lleva reloj y simplemente reclama su comida cuando tiene hambre, ¿no es absurdo dejarle impacientarse o incluso llorando porque aún no es la hora de su toma?

Hace décadas se decía que lo ideal era ofrecer al niño el pecho cada tres horas y dejarle mamar 10 minutos de cada pecho. Hoy en día los pediatras coinciden en que cada niño tiene su propio ritmo a la hora de alimentarse y en que, siempre que sea posible, hay que respetarlo, adecuando las tomas a las necesidades individuales del pequeño.

Aunque exija tu constante atención, recuerda que un bebé crece muy deprisa y poco a poco, sin necesidad de horarios, irá reduciendo el número de tomas hasta dejar de demandar el pecho.

Sobre todo durante las primeras semanas de vida, algunos bebés piden el pecho con mucha frecuencia porque no tienen aún demasiada práctica en eso del amamantamiento (igual que tú). El pequeño puede agarrarse a tu pecho un buen rato pero, en realidad, no haber comido demasiado. Por eso es normal que no tengas que despertar al bebé para darle de comer y que él mismo vuelva a pedir alimento transcurrido un periodo de tiempo relativamente corto. También puedes encontrarte el caso contrario, un bebé de dos o tres meses, que realiza pocas tomas pero las alarga bastante más de los supuestos “10 minutos” establecidos como tiempo máximo.

Características de la lactancia a demanda
wong sze yuen || Shutterstock

La lactancia a demanda implica tu disponibilidad total para dar el mejor alimento posible a tu hijo pero no creas que esto significa una “esclavitud”. Con esta manera de dar de mamar tu hijo, él solito, irá estableciendo un horario, espaciando sus tomas de manera totalmente natural.

Características de la lactancia a demanda del bebé

No creas que la lactancia a demanda es muy diferente a una lactancia basada en horarios establecidos más o menos flexibles, pero es verdad que tiene algunas peculiaridades que debes conocer si elijes esta opción. Asimismo, existen ciertas ventajas e inconvenientes de dar el pecho a demanda. Descubre todas las características de la lactancia a demanda del bebé a continuación:

  • El niño come cuando que lo necesita, cuando más apetito tiene. Esto supone una gran ventaja: tu hijo cogerá el pecho en el momento justo y mamará sin problemas. La lactancia con horarios puede suponer que te empeñes en darle de comer porque es su hora, aunque el pequeño no tenga hambre, o por el contrario, que le hagas esperar demasiado y cuando “toque” esté alterado y enfadado porque no le has dado de comer cuando él lo quería.
  • El bebé toma la cantidad que necesita. Con la lactancia a demanda deberás ofrecer al niño primero la leche de un pecho y luego la del otro. Ten en cuenta que la composición de la leche varía a medida que el bebé se amamanta. Primero es más líquida y ligera (le hidrata) y al final tiene mayor contenido graso. Con la lactancia a demanda esa condición de “10 minutos en cada pecho” desaparece. Tu hijo mama a su ritmo y consigue vaciar del todo un primer pecho sin dejar de ingerir las esenciales grasas, ¿muestra síntomas de querer más? A por el segundo, ¿está satisfecho? No pasa nada, no le fuerces a seguir comiendo, reserva la leche del segundo pecho para la siguiente toma.
  • Está comprobado que durante los primeros días de vida, la lactancia a demanda favorece el paso del calostro a la leche con mayor rapidez. Además, con este método natural, el pequeño expulsa antes el meconio (las primeras deposiciones).
  • La lactancia a demanda logra el perfecto equilibrio entre la cantidad de leche que tú produces y las necesidades reales del niño.

Tampoco tengas prisa en termina con la lactancia a demanda, ya que no existe una edad exacta para finalizar con la lactancia a demanda del bebé. Recuerda que cada niño es diferente y que sigue unos ritmos distintos.