Cuidado InfantilSin categoríaVentajas e inconvenientes de la lactancia a demanda

Ventajas e inconvenientes de la lactancia a demanda

Ventajas e inconvenientes de la lactancia a demanda 25 octubre, 2017Deja un comentario
Beneficios e inconvenientes de dar el pecho a demanda

Amamantar a demanda implica dar el pecho a tu hijo cada vez que el pequeño parece pedirlo. No hay horarios ni tiempos establecidos. Hay niños que lo hacen con mayor frecuencia y maman cada poco tiempo y otros que lo hacen de manera más espaciada pero permaneciendo más tiempo alimentándose. En cualquier caso, no hay que agobiarse si no sabes en qué consiste la lactancia a demanda y cómo seguirla de la mejor posible, porque la naturaleza es muy sabia y tu hijo será capaz de regular sus tomas sin tener que mirar el reloj.

Pediatras y asociaciones relacionadas con la salud recomiendan la lactancia materna, siempre que sea posible, al menos hasta los seis meses y consideran que hacerlo a demanda es más adecuado que guiarse por los tiempos tradicionales que establecían que el bebé debía comer, más o menos, cada dos o tres horas (dependiendo de las necesidades del bebé) y hacerlo mamando unos 10 minutos de cada pecho.

Hoy por hoy, se considera que es mejor respetar las necesidades naturales del bebé, dándole de comer, sencillamente cuando tenga hambre. Esta posible situación tienes sus pros y también sus contras.

Ventajas de amamantar a demanda

Cada vez son más las mujeres que optan por la lactancia materna a demanda por las múltiples ventajas que ésta implica, tanto para la madre como para el niño, aunque debes saber que también tiene algunos inconvenientes que no está demás conocer para elegir, con criterio, la forma en la que quieres alimentar a tu bebé. Son muchas las ventajas de la lactancia a demanda y entre las principales hay que destacar:

  • Si das de mamar a tu hijo recién nacido cada vez que lo pida, el paso del calostro a la leche (subida de leche) se producirá con mayor rapidez y la lactancia se “regulará” en menos tiempo.
  • Con esta forma de alimentación del bebé, también la producción de leche es a demanda, es decir, tu organismo será capaz de adaptarse a las necesidades de tu hijo en cada momento, tanto respecto a la cantidad de leche que requieres para sus tomas, como en la composición de la misma, que irá cambiando a medida que el pequeño crezca.
  • La lactancia a demanda no solo supone aportarle los nutrientes que necesita sino coger al bebé en brazos, trasmitirle todo tu cariño y proporcionarle el entorno más seguro posible (tu regazo) cada vez que el pequeñín sienta la necesidad de buscar calor y protección.
  • En este periodo, tú eres su fuente de alimentación. No tienes que preocuparte de cuándo “le toca”, si lo llevas contigo en un paseo o a cualquier parte. En el momento que sienta hambre, todo estará “preparado”.
  • La lactancia a demanda, donde los tiempos y las prisas no cuentan, implica una íntima relación con tu bebé y además, supone que él coma lo que quiera cuando su organismo lo reclame. De esta manera, podrás decidir si dar el biberón a demanda o con horarios, no forzarás al pequeño a que coma porque es la hora, ni tampoco dejarás que se impaciente de manera innecesaria porque quiere comer pero todavía falta un poco para que se cumpla el horario establecido.
¿Amamantar a demanda es bueno o malo para el bebé?
DinaPhoto || Shutterstock

Inconvenientes de dar el pecho a demanda

Además de estar atenta a la edad en que debería continuar la lactancia a demanda del bebé, debes conocer los principales inconvenientes de dar el pecho a demanda. Son pocos pero hay que sopesarlos. Fundamentalmente se centran en tres cuestiones:

  1. La lactancia a demanda implica tu total disponibilidad para alimentar, en cualquier momento, a tu bebé. No siempre es sencillo. Hay que tener en cuenta los posibles compromisos laborales y sociales y también la sensación de cierto agobio que esta situación puede suponer para la madre.
  2. Normalmente, cuando hablamos de lactancia a demanda, entendemos que se trata de lactancia materna. Es normal que tu pareja, que también es papá, quiera colaborar en la alimentación del pequeño y en el caso de la lactancia materna y a demanda, él lo tiene complicado ( le resultará más sencillo darle un biberón cuando toque).
  3. El correcto desarrollo del bebé es lo más importante. Ten en cuenta que con la lactancia materna a demanda no sabes exactamente qué cantidad de leche ingiere el bebé en cada toma y si ésta resulta suficiente. También deberás aprender a identificar si el bebé tiene hambre. Los controles de ganancia de peso y de crecimiento en tu centro de salud son especialmente importantes si eliges este tipo de alimentación.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No