Cuidado InfantilCuidadosEstimulaciónAverigua si tu bebé es diestro o zurdo con estos trucos

Averigua si tu bebé es diestro o zurdo con estos trucos

Averigua si tu bebé es diestro o zurdo con estos trucos 30 abril, 2018Deja un comentario
Trucos para saber si el bebé es diestro o zurdo

A día de hoy, el hecho de que un niño sea diestro o zurdo no es nada problemático. Sin embargo, puede ser un dato muy interesante el saber si desde bien pequeño tu bebé muestra signos de ser diestro o zurdo. Averigua su tu bebé es diestro o zurdo con estos sencillos trucos que te proponemos a continuación.

¿Cómo puedes saber si tu bebé es diestro o zurdo?

Aunque la mayoría de los bebés son diestros y cogen todo lo que tienen a su alcance con la mano derecha, existe un porcentaje de un 15% de los bebés que nacen zurdos. Afortunadamente, a día de hoy ya se han vencido todos los mitos y creencias populares que hace décadas se tenían acerca de las personas zurdas.

Por ello, todos sabemos que ser zurdo no es ni mejor ni peor que ser diestro, ni tampoco implica ser una persona más inteligente o más patosa. Ser zurdo o diestro es, tan sólo, una condición más de los seres humanos, como lo puede ser tener los ojos oscuros o tenerlos claros.

Aunque es complicado averiguar si un bebé nace diestro o zurdo, porque su lateralidad se irá desarrollando progresivamente a medida que va creciendo, existen unos cuantos trucos de estimulación temprana para que puedas averiguar si tu hijo es diestro o zurdo desde una edad muy temprana.

La lateralidad es el predominio de un lado del cuerpo sobre el otro, y en el caso de los niños pequeños, ésta no se define del todo hasta que no cumplen los tres años de edad. A partir de esa edad, los niños empiezan a utilizar con mayor frecuencia una de sus manos, aunque esto tampoco quiere decir que sean simplemente zurdos o diestros, pues algunos pueden ser ambidiestros, y emplear la dos manos indistintamente.

1.Dominancia de la mano

Los expertos utilizan algunas sencillas pruebas, como el Test de Harris, para determinar si un niño es diestro o zurdo. Hay que indicar que este tipo de test no son del todo definitorios, pero sí que pueden darnos algunas pistas acerca de la lateralidad de cada niño.

El test de Harris consiste en analizar la dominancia de la mano a través de unos sencillos ejercicios, como por ejemplo: pedirle al niño que lance una pelota, que de cuerda a un reloj, o que golpee una superficie con un martillo, que se cepille los dientes, o que se peine.

También se puede comprobar haciéndole girar el pomo de una puerta, o tensando una goma, o cortando un trozo de papel con unas tijeras, o cortando con un cuchillo, o escribiendo o pintando un dibujo.

2. Dominancia del pie

Con este test también se puede medir la dominancia del pie, si con las pruebas de mano no se tiene aun muy claro si el niño es zurdo o diestro. Para ello, los ejercicios que se le piden al pequeño son, por ejemplo: pedirle que de una patada a un balón, pedirle que salte a la pata coja, o que gire sobre un pie, o también, que eleve una pierna sobre una superficie en alto.

3. Dominancia del ojo

Este test también evalúa la lateralidad a través de la dominancia del ojo. Para ello, los ejercicios que se utilizan son: mirar por un telescopio, mirar por un trozo de cartón con un agujero en el centro, o enfocar con una cámara de fotos o caleidoscopio.

4. Dominancia del oído

También se puede averiguar la lateralidad a través de la dominancia del oído. En el test de Harris se le pide al niño que, por ejemplo, coja el teléfono como si le hicieran una llamada, o que escuche a través de una pared o a través del suelo.