Cuidado InfantilCuidadosCómo acostar al bebé en la cuna

Cómo acostar al bebé en la cuna

Cómo acostar al bebé en la cuna 20 Septiembre, 2017Deja un comentario
Dormir al bebé en la cuna

El descanso supone una parte muy importante en el cuidado del bebé. Por ello, tenemos que ayudar al recién nacido a dormir las horas que necesita para recargar la energía gastada durante el día.

Acostar al bebé siguiendo una rutina de sueño u otra puede marcar las horas de sueño del pequeño. Es imprescindible velar por la seguridad de nuestro bebé para que duerma seguro y sin problemas. Así que aquí encontrarás los mejores consejos para acostar a tu recién nacido en la cuna o colecho sin problemas.

Consejos para acostar a tu bebé en la cuna

Dependiendo de sus características, el bebé duerme de una postura u otra. Por ello, si eres madre primeriza, no te preocupes y sigue estas recomendaciones para dormir a tu recién nacido en la cuna:

  • El ambiente para dormir a tu bebé debe ser tranquilo, silencioso y oscuro. Es recomendable que tengas todo lo necesario preparado antes de acostar al recién nacido para que mientras lo haces no te olvides de nada, sobre todo si lo vas a dormir después del baño del bebé.
  • Si consigues que tu bebé llegue a la primera fase del sueño será mejor ya que estará profundamente dormido y no se dará cuenta de que lo estás moviendo o cambiando de lugar.
  • Es aconsejable que te quites los anillos o pulseras que puedas llevar en tus manos mientras acuestas a tu bebé en la cuna o cuando coges al recién nacido en brazos, para evitar que le roces su piel y le produzcas irritaciones.
  • La cama donde duerma el recién nacido debe ser de colchón plano y firme para que no coja una mala postura ni se amolde. También debes tener en cuenta la temperatura de la habitación del bebé para garantizar su descanso.
  • Asegúrate de que el bebé no tiene objetos pequeños cerca de él para evitar que se ahogue ingiriéndolos mientras duerme, así como los chupetes atados con una cinta, por si se le enrolla en los dedos, las manos o el cuello. También debes controlar que alrededor de la cuna no haya ningún hueco ni nada peligroso por donde se pueda escurrir el bebé.
  • Si duermes a tu bebé practicando el colecho, lo ideal es que el bebé duerma en medio de la cama, pero tiene que tener cuidado de no acabar totalmente tapado. Además, los papis tendréis que dormir de lado y de cara al recién nacido para tenerlo siempre vigilado.

Cómo dormir al bebé

Pasos para dormir al recién nacido en la cuna

Para coger al recién nacido dormido hay que tener especial cuidado para que no se despierte y sobre todo cuidar su cabecita. Una de las manos debe sujetar su cabeza, la nuca y la parte superior de la espalda; la otra, tiene que sostener el culete y la parte inferior de la espalda.

Cuando lo cojas, tendrás que acompañar con tus manos su cabeza, tronco y piernas hasta que el bebé esté totalmente tumbado boca arriba en su cuna. Si sueltas al bebé durante este recorrido, el recién nacido podrá despertar y comenzar a llorar porque se encuentre indefenso y desprotegido.

Cuando el bebé esté en la cuna acostado, deberás darle seguridad acariciándolo y susurrándole al oído por si despierta. Finalmente, cuando el pequeño esté completamente dormido, no te olvides de arroparlo para que no coja frío y acomódalo del todo.