Cuidado InfantilCuidadosAccesorios para el bebé12 tips para preparar la cuna del bebé

12 tips para preparar la cuna del bebé

12 tips para preparar la cuna del bebé 19 diciembre, 2017Deja un comentario
Consejos para preparar la cuna del bebé

Uno de los momentos más dulces del embarazo es cuando los padres preparan la habitación del bebé. Un lugar cálido que pueda arroparlo durante las noches. Una estancia nueva, para los padres primerizos, que es cuidada hasta el más mínimo de los detalles. No obstante, además de la parte decorativa, que también es importante, hay cosas esenciales como la cuna del bebé. Es importante fijarnos en este aspecto para que sea segura para el recién nacido. Así, te proponemos 12 tips para preparar la cuna del bebé a continuación.

Aspectos básicos para preparar la cuna del bebé

¿Qué debéis tener en cuenta para preparar la cuna del bebé? Si estáis preparando las cosas para la llegada del bebé, es momento de conocer algunos consejos prácticos para preparar la cuna del bebé, paso a paso:

  1. Antes de comprar una cuna, lo primero que tienes que fijarte es si se trata de un modelo homologado que cumpla la normativa europea UNE-EN 716-1:2008.
  2. El tamaño de la habitación del bebé es determinante para escoger la cuna. La cuna que escojas tendrá que adecuarse a las dimensiones de esta estancia, sin ser un obstáculo para poder entrar y salir y dejando el suficiente espacio libre alrededor.
  3. La distancia entre los barrotes no deberá superar nunca los 6 centímetros. Es una medida de seguridad para que el pequeño no pueda meter su cabecita entre ellos ni pueda escaparse fácilmente.
  4. Además, la altura de la cuna debe impedir que el bebé, una vez más mayor y al ponerse de pie, pueda intentar salir. Se recomienda que esta altura sea de por lo menos 60 centímetros entre el colchón y la barandilla
  5. Será necesario que la cuna cuente con protectores alrededor para evitar posibles golpes. Además, la cuna no debe incluir esquinas sin pulir, pues pueden ser potencialmente peligrosas para un niño.
  6. La cuna del bebé deberá ser fabricada con materiales no tóxicos. Esto es debido a que hay una etapa en todos los bebés en la que se lo llevan todo a la boca. Es esencial, por tanto, que los materiales escogidos para la cuna estén libres de elementos tóxicos.
  7. Otra consideración a tener en cuenta es la ubicación de la cuna. Debe estar alejada de la ventana. Aunque la altura de la misma ya es una garantía de seguridad, una ventana abierta, próxima a la cuna, no es nada seguro.
  8. El colchón también es un accesorio para el bebé muy importante en la elección de la cuna. Lo más aconsejable es que se trata de un colchón firme, perfectamente ajustado al espacio de la cuna.
  9. Aunque es evidente, hay que señalar que es esencial colocar un protector en este colchón para evitar que se manche o humedezca.
  10. En cuanto a la ropa de cuna, hay muchos modelos y materiales diferentes ideales para acostar a tu bebé por las noches. Aún así, los más aconsejables son aquellos que se ajustan perfectamente al colchón y son de algodón, pues permiten la transpiración.
  11. Evita la ropa de cama con lazos y tiras, puede ser potencialmente peligrosa para el pequeño, que podría terminar enrollándose con esas tiras.
  12. En cuanto a la almohada, no es necesaria en principio. Los recién nacidos no la necesitan.

Cuna o minicuna: ¿qué es mejor?

Hay muchos padres primerizos que deciden optar por una minicuna en vez de una cuna durante los primeros meses de la vida del bebé. No es una mala elección. El motivo es sencillo, en una minicuna el bebé se siente mucho más protegido y resguardado.

Al salir del útero materno, el bebé se enfrenta al exterior y debe adaptarse a un sinfín de estímulos externos. Esta minicuna hace que se sienta abrigado y recogido. Además, se puede ver como una cuna portátil, que ocupa menos espacio y que puede colocarse al lado de la cama de los padres durante los primeros meses. Entonces, ¿debes elegir entonces una minicuna? Al final, seguramente tendrás que comprar una cuna igualmente. No obstante, puede ser un buen comienzo para hacérselo más fácil en los primeros meses de vida a tu pequeño.