Cuidado InfantilCuidadosSeguridad y protecciónConsejos para tener una casa segura para el bebé

Consejos para tener una casa segura para el bebé

Consejos para tener una casa segura para el bebé 13 diciembre, 2017Deja un comentario
Consejos de seguridad en casa para bebés

Uno no se da cuenta de lo insegura que puede ser una vivienda para un bebé hasta que no tiene uno. Es frecuente entrar en pánico al ver que cada estancia de la casa podría convertirse en un lugar poco seguro para nuestro hijo. No obstante, mantengamos la calma. Hacer segura una casa no es tan complicado. Fíjate en estos consejos para conseguir una casa segura para el bebé que te proponemos.

Aspectos generales para hacer tu casa más segura para el bebé

Antes de hablar de cada una de las estancias, hay otras cosas que deberás tener en cuenta para poder conseguir una casa segura para el bebé y garantizar su cuidados básicos. Te mostramos algunos consejos de seguridad en casa para bebés y niños pequeños:

  • Si tienes una escalera, coloca una puerta que impida que tu hijo pueda acceder libremente al piso superior o inferior sin tu supervisión.
  • Si tienes chimenea, coloca también una barrera a su alrededor.
  • Coloca film para evitar que los peques puedan meter los dedos en las bisagras de las puertas. Además, también sería buena idea incluir topes de gomaespuma para que las puertas no se cierren fácilmente sobre sus dedos.
  • Asegúrate de que todos los enchufes de casa tienen un sistema de protección extra para que el pequeño no pueda introducir los dedos ni ningún objeto.

Trucos para conseguir una cocina segura para el bebé

La cocina puede ser de los lugares más poco seguros para tu bebé. No es de extrañar, teniendo en cuenta que en este lugar hay un montón de cuchillos, tijeras y demás. Por tanto, revísala bien y ponte manos a la obra para crear una cocina segura para el bebé. La seguridad del bebé está en juego.

  • Guarda todos los objetos punzantes y cortantes en un cajón inaccesible o con un dispositivo que impida abrirlo.
  • Añade protección extra a los mandos de la cocina, para que tu hijo no pueda acceder a ellos y encender el gas, por ejemplo.
  • Evita colocar los productos de limpieza bajo el fregadero. Usa mejor un armario con baldas superiores.
  • No te olvides de recoger los electrodomésticos de uso diario, evitando que los cables cuelguen de la encimera.
  • Para aumentar la seguridad del bebé, evita que esté en esta estancia mientras cocinas. Si no es posible, haz que se quede tranquilo en su trona, ajustándole el cinturón o arnés de seguridad.

Cómo hacer que el baño o el aseo sean seguros para el bebé

No hay tantos objetos peligrosos en un cuarto de baño, pero deberás prestar mucha atención a algunos aspectos durante el baño del bebé. No obstante, también debes tener una serie de consideraciones para conseguir que forme parte de una casa segura para el bebé.

  • Mantén siempre la tapa del inodoro cerrada. Si ya ha aprendido a levantarla, usa sistemas de bloqueo para que no pueda hacerlo.
  • Los niños pequeños sienten fascinación por las escobillas. Juegan mucho con ellas, por lo que deberás cambiarla o limpiarla con bastante frecuencia.
  • Nunca dejes los medicamentos en el baño, mucho menos al alcance de los peques, en cualquier cajón o sobre el lavabo. Intenta que estén en otro lugar de la casa a buen recaudo, si es en un armario con llave, mejor que mejor.

Las claves para organizar un dormitorio seguro para el bebé

Incluso la habitación de tu hijo puede ser insegura si no piensas en determinadas cosas. Aquí tienes algunas recomendaciones para hacer que el dormitorio del bebé sea seguro desde el primer día:

  • No ubiques la cuna cerca de la ventana. No tiene necesariamente que pasar nada, pero mejor alejar la ventana del niño.
  • Enrolla siempre las cuerdas de las persianas y mantenlas por encima de la altura del niño. Estas cuerdas podrían enrollarse en su cuellecito y provocar un accidente.
  • Las lámparas auxiliares, esas que se ponen en la mesita de noche para dar una luz tenue, mejor tenerlas fuera de su alcance.
  • Si guardas los juguetes en un arcón, coloca una tapa de seguridad que impida que caiga sobre los dedos del pequeño si se cierra mal.

Recomendaciones para conseguir un salón seguro para el bebé

El salón es el lugar en el que más tiempo pasaremos, por norma general. Por tanto, es esencial que sea una zona segura para el niño, sobre todo si decides dejar al bebé durante el día mientras tú realizas las tareas del hogar, ves la televisión o lees un libro mientras él juega o duerme:

  • La decoración a modo de figuritas, jarrones y demás artículos que pueden astillarse, mejor tenerla en baldas superiores o fuera del alcance de los niños.
  • No te olvides colocar cantoneras en las esquinas de tus muebles. Las mesas de cristal, por ejemplo, son especialmente peligrosas.
  • Evita colocar taburetes, sofás o sillas cerca de la ventana.