Cuidado InfantilSaludEnfermedadesCómo detectar la diabetes en bebés y niños pequeños

Cómo detectar la diabetes en bebés y niños pequeños

Cómo detectar la diabetes en bebés y niños pequeños 16 Abril, 2018Deja un comentario
Cómo detectar la diabetes en niños y bebés

La diabetes mellitus tipo 1 es una de las enfermedades no transmisibles más frecuentes que se pueden dar durante la infancia. De hecho, se trata de la segunda enfermedad crónica más común entre los niños. Descubre cómo detectar la diabetes en bebés y niños pequeños, a continuación.

Principales síntomas de diabetes en bebés y niños pequeños

El diagnostico de la diabetes en niños menores de ocho años no es un proceso sencillo. Por ello, es importante que los padres aprendan a reconocer cuáles son los principales síntomas de esta enfermedad con el objetivo de hacer un diagnostico precoz.

En bebés y niños muy pequeños los síntomas de la diabetes pueden pasar fácilmente desapercibidos. Sin embargo, el pasarlos por alto y no identificarlos a tiempo podría traer graves consecuencias para la salud de los niños diabéticos.

Hay que tener muy presentes los datos, pues a día de hoy en España el 5% de los niños menores de cinco años padece diabetes, y los expertos vaticinan que en los próximos diez años, se podría llegar a duplicar estas cifras. Si sospechas que tu hijo puede padecer diabetes mellitus tipo 1 debes estar atenta a los principales síntomas que se manifiestan a través de esta enfermedad:

  • orina frecuente
  • hambre y sed excesiva
  • cansancio
  • pérdida de peso sin motivo aparente
  • irritabilidad
  • visión borrosa
  • dolor abdominal, náuseas y vómitos

Hay que tener en cuenta que todos o algunos de estos síntomas se pueden desarrollar en un espacio de tiempo muy corto (días o semanas), y que suelen dar lugar a una serie de síntomas más graves si la enfermedad no se coge a tiempo.

La detección precoz de la diabetes infantil es fundamental a la hora de evitar las complicaciones en el futuro. Por ello, si tu hijo presenta algunos o varios de estos síntomas, es importante que se lo comentes a su pediatra cuanto antes para que pueda realizarle las pruebas diagnósticas que considere oportunas.

Ante la sospecha de diabetes, el pediatra mandará un análisis de orina y de sangre al niño, a través del cual podrá comprobar los valores de glucosa en sangre. Los valores normales son entre 72 y 110 mg/dl en ayunas, e inferior a 180 mg/dl si se mide una hora después de haber comido.

Recomendaciones para los padres de bebés y niños diabéticos

Una vez que el niño o el bebé ha sido diagnosticado de diabetes tipo 1, es importante que los padres lleven un estricto control sobre los hábitos de vida de su hijo, y también que conozcan cuáles son los principales síntomas de alerta que presentan los niños afectados por esta enfermedad.

Una de las señales más frecuentes suele ser la hipoglucemia, o lo que comúnmente se conoce como bajadas de azúcar, y también de hiperglucemia, que son las concentraciones elevadas de glucosa en sangre.

Para poder confirmar una subida o bajada de azúcar, los padres deberán aprender a medir las concentraciones de glucemia. Esto se puede hacer de forma muy sencilla y desde el propio domicilio a través de un sencillo aparato, en el cual se deposita una gota de sangre en una tira y éste se encarga de llevar a cabo la medición.

Los padres del niño diabético deben aprender a ponerle ellos mismos las inyecciones de insulina que su hijo requiera cada día y, además, es importante que siempre tengan a mano algo de azúcar por si el niño sufriera una hipoglucemia en un momento determinado.

Acudir al pediatra con cierta regularidad y avisar a los profesores y amigos del niño acerca de la enfermedad y de las bajadas de azúcar, son otras de las medidas que deben tomar los padres del niño que ha sido diagnosticado de diabetes.