Cuidado InfantilMeses del bebéRecién nacidoLo que debes tener en cuenta para visitar a un recién nacido

Lo que debes tener en cuenta para visitar a un recién nacido

Lo que debes tener en cuenta para visitar a un recién nacido 8 marzo, 2018Deja un comentario
Preparar la visita un recién nacido

Familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo… Cuando nace un bebé, la nueva familia suele recibir un sinfín de visitas que no siempre pueden parecer oportunas. ¿Vas a visitar a un recién nacido? Esto es todo lo que debes tener en cuenta. ¡Sigue leyendo!

Consejos básicos para visitar a un recién nacido

La llegada de un bebé supone un acontecimiento sin igual para toda la familia y amigos de la pareja que acaban de convertirse en papás. Sin embargo, las visitas para conocer al nuevo bebé pueden ser fantásticas o convertirse en un auténtico desastre, todo depende del comportamiento de los visitantes. Si vas a visitar a un bebé próximamente, estas son todas las cosas que deberías tener en cuenta antes de acudir a su casa o al hospital:

1. Mejor en casa que en el hospital

Si tu relación con los recién estrenados papás no es muy estrecha o no eres familiar directo de alguno de ellos, el primer consejo es que no acudas a verlos al hospital sino que esperes mejor a que la nueva familia reciba el alta médica y estén instalados en casa.

Hay que tener en cuenta que una mujer que acaba de dar a luz, además de estar muy cansada, desea también pasar los primeros momentos de vida de su bebé en un ambiente íntimo y relajado algo que, en gran medida, suelen alterar las visitas.

Además, los primeros días tras el nacimiento del bebé, la mamá y su hijo se están adaptando a la lactancia materna, por lo que las visitas inoportunas podrían alterar este momento tan importante y especial para la madre y su bebé.

2. Las visitas deben ser cortas

Si vas a acudir al domicilio de los recién estrenados papás, antes de ir debes tener en cuenta que tu visita debería ser corta ya que la visita a un recién nacido no es un pasatiempo en el que invertir una tarde sino, simplemente eso, una visita de media hora en la que conozcas al bebé y tengas la oportunidad de darle la enhorabuena a sus padres.

3. Llama siempre antes de ir

Asimismo, y aunque tu visita vaya a ser muy corta, deberías ponerte en contacto con los padres del bebé antes de acudir a su domicilio. Pregúntales su disponibilidad para recibir visitas porque puede que éstos tengan programadas más visitas ese día, o simplemente, deseen descansar.

4. Respeta los horarios de visita

La mamá que acaba de dar a luz está cansada y necesita reponer muchas horas de sueño y descanso tras el parto. Por ello, a la hora de realizar una visita a un bebé a su domicilio, hay que tener presente la hora y saber que más allá de las siete de la tarde, los niños necesitan un ambiente relajado para recibir su baño, el masaje y prepararse para la toma de la noche.

5. Ofrece tu ayuda

Una buena alternativa si vas a visitar a un recién nacido es que te ofrezcas a los padres para echarles una mano con alguna tarea doméstica que no han tenido tiempo de resolver a lo largo del día. Por ejemplo, puedes ofrecerte a quitar un montón de ropa para planchar, para hacerles la cena, o para cualquier otra cuestión que te puedan necesitar.

6. Medidas de higiene

Cuando vas a visitar a un recién nacido debes tener en cuenta que vienes del exterior y que portas una gran cantidad de microbios y bacterias que podrían afectar al bebé. Por ello, si vas a coger al recién nacido no dudes en lavarte bien las manos antes de tocar al bebé, incluso, en ponerte una gasa o muselina limpia sobre la zona de la ropa en la que vas a apoyar al bebé.