Cuidado InfantilSaludVacunasTodo lo que debes tener en cuenta para vacunar al bebé

Todo lo que debes tener en cuenta para vacunar al bebé

Todo lo que debes tener en cuenta para vacunar al bebé 11 diciembre, 2017Deja un comentario
Consejos para vacunar al bebé

Es completamente normal sentirse nervioso o inquieto durante la vacunación del bebé. Es esencial mantener la calma. Las vacunas son necesarias para que tu bebé pueda crear defensas ante determinadas enfermedades. Por tanto, mejor tomarse el proceso con tranquilidad e ir preparados y con los deberes hechos, conociendo todo lo que se debe tener en cuenta para vacunar al bebé, antes, durante y después.

Preparación para vacunar al bebé

El antes siempre es más complicado para los padres que para los niños. Tú, como adulto, sabes a la situación que os vais a enfrentar durante la vacuna del bebé. Por tanto, intenta preparar el proceso de vacunación de tu hijo con calma siguiendo estas pautas:

  • Dale la toma una hora antes de la cita con el médico. De esta forma, el bebé no tendrá hambre, y también reducirás el riesgo de que vomite. Además, lleva un biberón con agua fresca, un chupete y cualquier objeto que pueda reconfortarlo como un muñeco o una mantita.
  • Muchos padres se preguntan cómo debe ir el bebé vestido para la vacunación. Intenta que sea con prendas de algodón, evitando las prendas que puedan raspar la zona después de la vacuna. Ponle ropa cómoda que deje fácilmente el brazo al descubierto, como un body.

El proceso de vacunación del bebé

Hay muchas preguntas que uno se hace sobre el proceso de vacunación de los niños. Conoce todas las respuestas y acude a la consulta del médico bien informado:

  • ¿Dónde pinchan al bebé? A los niños más pequeños los vacunan en la cara anterolateral externa del muslo. Para ello, el bebé tendrá que estar tumbado boca arriba. Es a partir de los 18 meses cuando las vacunas se ponen en el músculo deltoides del brazo, casos en los que podrán sentarse sobre tu regazo.
  • ¿Qué hacer tras el pinchazo? Seguro que más de uno quiere llegar a casa y relajarse. Lo cierto es que no es recomendable. Tras una vacuna es necesario esperar 20 minutos cerca del centro por si el niño manifiesta reacciones alérgicas.  Puedes amamantar al bebé o bien darle agua fresca para calmarlo, siempre y cuando no le hayan puesto la vacuna oral del rotavirus, pues en esta es necesario esperar hasta 20 minutos sin darle de comer.
Vacunas infantiles
Africa Studio || Shutterstock

Las reacciones del cuerpo del bebé tras la vacunación

El después toma relevancia por las posibles reacciones del cuerpo del bebé tras la vacunación. Es importante conocer todo lo que puede suceder y cómo actuar con los consejos para vacunar al bebé que te indicamos:

  • Reacciones normales después de una vacuna: las reacciones normales son enrojecimiento y ligera hinchazón de la zona. Estos síntomas pueden durar hasta tres días. Además, también podría aumentar la temperatura del bebé durante 3 o 4 días después de la vacuna. En el caso de la triple vírica, estos síntomas podrían aparecer incluso 7 y 14 días después.
  • Reacciones anormales tras las vacunas: no será normal que aparezcan ronqueras en el llanto durante los 20 minutos posteriores a la vacuna. Sudor intenso, pitos en el pecho, fiebre después de vacunar al bebé o alteración del ritmo cardiaco también podrían ser reacciones a tener en cuenta, al igual que una fiebre alta. En estos casos es importante acudir al centro médico de inmediato.

¿Cuáles son las vacunas recomendadas para el bebé?

En España no hay vacunas obligatorias. Solamente en casos muy concretos de riesgo para la salud pública. No obstante, hay vacunas recomendadas para los bebés y los niños pequeños. Por un lado, están las vacunas infantiles que se incluyen en el calendario común, suministradas por la Seguridad Social española, que son las siguientes:

  • Hepatitis B (HB): cuando el bebé nace, a los 2 meses, a los 4 y a los 11 meses.
  • Difteria, tétanos y tosferina (DTPa): a los 2, 4 y 11 meses, a los 6 años y a los 14 años.
  • Poliomielitis (VPI): a los 2, 4, 11 meses y 6 años.
  • Haemophilus influenzae B (Hib): a los 2, 4 y 11 meses.
  • Sarampión, paperas y rubeola (TV): a los 12 meses y otra entre los 3 y 4 años.
  • Meningococo C (MenC): a los 4 y 12 meses y otra a los 12 años.
  • Varicela (VVZ): a los 15 meses y otra entre los 3 y 4 años.
  • Virus del papiloma humano (VPH): solo a niñas cuando tengan 12 años.
  • Enfermedad neumocócica (VCN): a los 2, 4 y 11 meses.

También están las vacunas para niños y bebés que son recomendadas, pero no están cubiertas por la Seguridad Social en España. Deben ser los padres quienes compren estas vacunas, y son las siguientes:

  • Rotaviurs (RV): a los 2, 4 y 6 meses.
  • Meningococo B (MenB): a los 2, 5 y 3 meses, a los 4 y 5 meses y a los 6 y 7 meses. También deberá administrarse un refuerzo a los 12-15 meses.

Recuerda consultar con el pediatra cualquier duda que tengas para vacunar al bebé en tu país, sobre el proceso de vacunación y los posibles efectos secundarios de las inyecciones.