Cuidado InfantilEducaciónGuarderíaAdaptación del bebé en la guardería: todo lo que debes saber

Adaptación del bebé en la guardería: todo lo que debes saber

Adaptación del bebé en la guardería: todo lo que debes saber 1 marzo, 2018Deja un comentario
Consejos para que el bebé se acostumbre a ir a la guardería

La guardería es un tema delicado dentro de la educación infantil. Cualquier padre sabrá el estrés que se siente a la hora de dejar por primera vez a un hijo en la guardería. No obstante, es un proceso normal que hay que pasar. No sólo los padres lo pasan mal, también puede ser un momento un poco difícil para los niños. Por este motivo, es imprescindible trabajar en la adaptación del bebé en la guardería.

Fíjate en nuestros consejos para preparar al bebé para ir a la guardería y en estas claves para favorecer la adaptación del bebé en la guardería y ponte manos a la obra.

¿Cómo debo preparar a mi hijo antes de que empiece la guardería?

La imagen que más se suele repetir en las guarderías todos los años es la de los niños llorando desconsolados. Esto afecta mucho a los padres, sobre todo a los padres primerizos. Es un momento muy duro, pues es la primera vez que vamos a separarnos de nuestros hijos. No obstante, hay que saber que es una situación totalmente normal. Todos deben adaptarse a la guadería, padres e hijos, a nuevos horarios, hábitos y demás.

  • Hay que destacar que la adaptación a la guardería debe ser un proceso gradual. Así, lo ideal es que, al principio, los padres lleven a sus hijos a la guardería unas pocas horas. Este tiempo irá aumentando poco a poco a medida que pasen los días. Es una buena estrategia para que no lo perciban como un abandono.
  • Si tu hijo ya ha crecido, lo mejor es intentar hablar con el niño sobre lo que hará en la guardería. Es bueno reforzar ideas como que va a conocer a niños de su edad y podrá jugar con ellos.  Es un paso esencial para que los pequeños puedan empezar a normalizar esta etapa de su vida. La adaptación comienza precisamente aquí, quitándole dramatismo a la situación y convirtiendo la guardería en un lugar agradable para el pequeño.
  • Otro recurso que suele funcionar para que el bebé o el niño pequeño se adapte a la guardería es el de darle algún juguete que le de seguridad. Estos juguetes pueden establecer un vínculo de apego con su casa y con sus padres, algo que le vendrá muy bien cuando el niño esté fuera de casa.

¿Cómo tratar el momento de la despedida con tu hijo en la escuela?

La preparación está muy bien y que hay muchas ventajas y desventajas de llevar al bebé a la guardería. Pero el momento duro, el más difícil, suele venir cuando nos despedimos de nuestros hijos en la guardería o en la escuela infantil. Aquí lo pasamos mal todos, tanto los padres como los hijos. Por tanto, lo que se recomienda es reforzar la seguridad del pequeño con frases positivas como “vas a pasarlo muy bien” o “jugarás como lo hacemos en casa, pero con más niños”. Estas frases también funcionarán como un mantra para el padre o madre, que poco a poco se irá convenciendo y restando sentimiento de culpabilidad.

No te olvides de abrazar a tu hijo para que sienta tu apoyo, pero no alargues demasiado la despedida. Este momento del abrazo, si es demasiado largo, podría generar preocupación en el niño. Además, intenta no estar triste, pues eso hará que también esté alerta. Tienes que estar tranquilo y seguro. Eres el adulto.

¿Cómo actuar cuando recojas a tu hijo de la guardería?

Este punto también es muy importante en la adaptación del niño a la guardería. Es necesario mostrarle toda tu atención. Deja que te cuente absolutamente todo, con todo detalle. Te hablará de sus compañeros, de los juegos que han hecho y de cualquier cosa reseñable para él mismo. Escúchalo con mucha atención e intenta hacerle preguntas para que vea que te interesa de verdad.

Es bastante recomendable que el pequeño vea que ir a la guardería no es tan diferente de lo que hace en casa. Además, también puedes hablarle de lo que tu has hecho durante el día, para que sepa que tienes que trabajar y que él también tiene sus propias obligaciones.

Por último, los primeros días de guardería deberás dedicarle muchísimo más tiempo. Prepara por la tarde la vuelta al siguiente para que todas las mañanas sean diferentes y no sea un disgusto tras disgusto. Ve hablando con el pequeño y diciéndole que mañana haréis lo mismo. Preparad juntos la ropa que se pondrá y la bolsa con las cosas que tiene que llevar.