Cuidado InfantilJuguetesConsejos básicos para comprar los primeros juguetes del bebé

Consejos básicos para comprar los primeros juguetes del bebé

Consejos básicos para comprar los primeros juguetes del bebé 5 marzo, 2018Deja un comentario
Primeros juguetes del bebé

Los juguetes infantiles tienen una función muy clara. Sirven para entretener a los bebés. No obstante, estos juguetes también pueden tener una función didáctica. Sí, estimularlos y, por tanto, ayudar al desarrollo del bebé y a su estimulación temprana. Ahora bien, no todos son iguales. Hay algunos que son más aptos que otros. Unos que te ayudarán más que otros en el trabajo de convertir a tu hijo en un ser humano en pleno funcionamiento. Fíjate en estos consejos básicos para comprar los primeros juguetes del bebé y ponlos en práctica.

¿Qué tener en cuenta para comprar juguetes para el bebé?

Si tienes un bebé y quieres comprar sus primeros juguetes, puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Fíjate en la edad de los juguetes

Un buen indicativo de que estamos comprando el mejor juguete para nuestros hijos es fijarse en la edad que se recomienda en la caja. Este rango de edad, cuando es el adecuado, hace que tu hijo juegue de forma casi intuitiva con el juguete en cuestión. Le gustará más explorarlo y descubrirlo para saber todo lo que tiene que hacer con él.

Elige siempre juguetes que se ajusten al nivel de aprendizaje del niño, pero, además, busca accesorios para el bebé y jugeutes que puedan poner a prueba sus capacidades intelectuales. Ojo, que esto debe hacerse con juguetes adecuados. Si se da un juguete demasiado complejo, podrías frustrar a tu hijo. Por este motivo es tan importante leer siempre el etiquetado.

Este etiquetado se basa en las capacidades mentales y físicas de los niños según las estadísticas. Además, también se catalogan dependiendo de las necesidades y los intereses de los pequeños, al igual que por la seguridad que ofrecen.

Juguetes que estimulen los sentidos de tu hijo

Los bebés miran el mundo con asombro. Todo es nuevo.  Todo les estimula. También puedes conseguir esta estimulación a través de los juguetes. Así, los primeros juguetes del bebé deben estar diseñados única y exclusivamente para esta función, el desarrollo sensorial del bebé. Entre otros, podrías escoger juguetes masticables, para poder apreciar texturas y estimular el gusto del bebé. También aquellos que emiten sonido para desarrollar el oído del bebé o los que se pueden tocar reconociendo formas.

Apuesta siempre por juguetes que sean fáciles de activar y estimular la interacción de un niño. Los centros de actividades o los gimnasios para bebés pueden ser muy útiles en este caso. En el caso de que tu hijo no preste atención a un juguete nuevo, es probable que no esté aún preparado para jugar con él. No insistas. Todo tiene su tiempo y su edad. Deja que tu hijo crezca un poco más para ofrecérselo nuevamente.

Juguetes seguros para tu pequeño

Los juguetes deben entretener al bebé según su edad, pero, además, tienen que ser completamente seguros. Es importante que nos fijemos mucho en todos estos datos. Compra siempre juguetes que pasen todos los procesos de calidad europeos. Además, asegúrate de que esos juguetes no cuentan con piezas pequeñas, pues estas pueden provocar asfixia.

En este punto, cuidado con los juguetes antiguos. Quizá tengas juguetes de hermanos mayores o incluso tuyos propios. Ten en cuenta que los juguetes antiguos pueden no cumplir las normas de seguridad de hoy en día. Muchos juguetes antiguos, por ejemplo, contienen plomo o piezas pequeñas y dañinas para la salud del bebé. Asegúrate pues de que se trata de juguetes robustos y que estén hechos de materiales naturales, por ejemplo, que no tengan componentes que puedan ser nocivos para la salud de tu hijo.

Si bien es cierto que estos consejos son clave para escoger los mejores juguetes para tu bebé, también es importante fijarse en los gustos e intereses del mismo. Sí, los bebés no hablan, pero seguro que observando a tu hijo puedes sacar muchísimas conclusiones. Quizá le llame la atención más todo lo que emita ruido, o prefiera aquellos juguetes que tienen muchas luces.