Cuidado InfantilEducaciónFamiliaCómo saber si estás preparada para ser madre

Cómo saber si estás preparada para ser madre

Cómo saber si estás preparada para ser madre 12 Abril, 2018Deja un comentario
Ser madre

Muchas mujeres tienen el deseo y la necesidad de convertirse en madres cuando alcanzan una determinada edad o situación personal y profesional. Sin embargo, convertirse en madre es una decisión muy importante que debe ser tomada con un alto grado de madurez y responsabilidad. Descubre cómo saber si estás preparada para ser madre y convertirte en la mejor madre primeriza, a continuación.

¿Qué deberías tener en cuenta para tomar la decisión de ser madre?

La maternidad es un proceso natural que requiere de madurez, tiempo, ganas y mucha dedicación. Por ello, la decisión de convertirse en madre no debería nunca tomarse a la ligera. Para saber si estás preparada para ser madre o no, estos son todos los aspectos que deberías tener en cuenta:

1. ¿Tienes verdaderas ganas de convertirte en madre o sólo es un deseo pasajero?

Esta es, evidentemente, la primera señal que indica que efectivamente existe un verdadero deseo por tu parte de convertirte en madre. Si sientes un fuerte deseo de formar una familia y este pensamiento te viene de forma periódica a la cabeza, es evidente que deseas ser madre.

Para sentirte preparada al cien por cien es conveniente que no tengas miedo en el momento de tomar esta decisión, y también que tengas presente que el ser madre no es algo que te enseñen en un cursillo, sino que irás aprendiéndolo poco a poco una vez que tengas a tu bebé recién nacido en brazos.

Pero si la idea de ser madre te provoca cierta ansiedad, frustración o pensamientos negativos, entonces deberías esperar a estar un poco más preparada psicológicamente para tomar esta decisión tan trascendental para tu vida.

2. ¿Sientes la necesidad de prepararte bien?

Una vez que tengas la decisión tomada y seas plenamente consciente de que quieres convertirte en madre, deberías sentir la necesidad de prepararte bien para el que será el momento más importante de tu vida.

En este sentido, es importante que tengas información sobre todo lo que supondrá para ti la llegada de un bebé, tanto desde el punto de vista material como desde el plano emocional.

Tener una pareja no es, a día de hoy, una condición imprescindible para convertirse en madre. Sin embargo, debes pensar que compartir el embarazo y los cuidados del bebé con otra persona podría ser algo muy beneficioso tanto para ti, como para tu futuro hijo.

3. Evalúa en qué situación emocional te encuentras

Aunque el reloj biológico de las mujeres avanza a medida que va pasando el tiempo, hay que tener en cuenta que todos los momentos de la vida de una mujer no son óptimos para convertirse en madre.

En este sentido, los expertos recomiendan que a la hora de concebir un bebé la mujer debería atravesar un momento emocional estable, que no se vea alterado por ningún elemento de presión ni tampoco por ninguna enfermedad.

Si piensas que un embarazo podría ser la solución para algunos de tus problemas, te equivocas. Al no estar preparada emocionalmente para vivir este momento, la maternidad se convertiría en un problema añadido y podría repercutir negativamente en tu estado de ánimo, provocándote ansiedad y depresión.

4. Piensa si estás realmente mentalizada

La decisión de ser madre requiere de una mentalización previa para poder afrontar todo lo que pudiera ocurrir durante el embarazo. En este sentido, debes saber que aunque el embarazo no es una enfermedad, sí que es probable que sientas molestias durante los primeros meses y en la etapa final del mismo.

Debes también alejarte de las falsas expectativas y de las ideas preconcebidas sobre la maternidad. Es decir, para estar realmente preparada para el embarazo, deberías equilibrar tus emociones y centrarte en la idea de ser madre siempre desde un punto de vista positivo.