Cuidado InfantilCuidadosSueño del bebéLa siesta del bebé

La siesta del bebé

La siesta del bebé 7 Julio, 2009Deja un comentario
La siesta del bebé

La siesta es el descanso en el día y es imprescindible para el ciclo del sueño del bebé. Se da entre las 14 y 16 horas aproximadamente en los adultos, y es un periodo de tiempo donde el cerebro descansa. Pero para tu bebé no solo el cerebro descansa, también madura; por ello, tiene siestas más largas.

Después de cada comida, una ducha o una jornada de juego, tu bebé requiere una siesta. No la impidas. Es bueno que establezca horarios de siestas y eduques así al bebé a establecer horarios de sueños.

Este horario debe ser equilibrado para que no afecte el sueño de la noche de tu bebé. Recuerda que las siestas son imprescindibles hasta que tu bebé cumpla los 5 años aproximadamente. Si al final no concilia el sueño, no te preocupes porque puedes sustituir la siesta del bebé por un momento de relajación, evasión y estimulación.

¿Cuánto debe durar la siesta del bebé?

Las siestas son beneficiosas para el sueño del bebé y además ayudan a los niños a mejorar su humor y su rendimiento ya que están más descansados. Si el bebé duerme siesta dos veces al día, la duración del descanso suele ser de 45 a 60 minutos, sin sobrepasar los límites. La primera siesta es más larga y placentera, al contrario que la segunda que es más corta. Además, si a tu bebé le cuesta conciliar el sueño siempre puedes atrasar la hora del aseo para bañar a tu bebé antes de dormir y relajarlo.

En cambio, el bebé no siempre tiene por qué echarse la siesta Cada bebé es distinto y tiene unas necesidades de sueño diferentes, así como las necesidades del baño del bebé o como su alimentación. Por ello, también es importante que se autorregule la siesta del bebé.

Cómo debe dormir la siesta el bebé
ESB Pofessional || Shutterstock

¿Cuándo identificaré que mi bebé necesita dormir siesta?

Para saber cuándo comienza a tener sueño tu recién nacido, fíjate en que se frotará los ojos y su humor durante el día se embajonará. También empezará a restregarse los ojitos y a ponerse irritable a mitad de la mañana o después de la toma.

Un truco para que tu bebé disfrute más de la siesta es enseñarle varios rituales rutinarios para que juegue y se canse. Además, al contrario que por la noche, hay que saber cuándo es recomendable dormir la siesta del bebé y qué cantidad de luz es necesaria para el descanso ya que debe haber una luz tibia de fondo para que el niño no confunda la siesta con el sueño nocturno.

Si quieres saber más sobre la siesta del bebé, no te pierdas la información que te ofrecemos a continuación: