Cuidado InfantilCuidadosEstimulación¿Por qué deberías cantar nanas a tu bebé?

¿Por qué deberías cantar nanas a tu bebé?

¿Por qué deberías cantar nanas a tu bebé? 3 mayo, 2018Deja un comentario
Beneficios de cantar al bebé

¿Quién no se sabe alguna nana? Seguro que muchos recordamos algunas de estas canciones de cuando nosotros mismos éramos niños; y es que las nanas son, desde hace siglos y en todos los rincones del mundo, las canciones que las madres cantan a sus hijos para calmarlos o dormirlos. Un recurso innato, que sale casi sin pensar y resulta ideal en la estimulación temprana del bebé. Una manera de abrazar con la voz al pequeño. No importa que no seas la mejor cantante del mundo, no dejes de cantar nanas ¿por qué? Te damos algunos motivos de peso para empezar a cantarle a tu bebé y que terminarán por convencerte.

Consejos para cantarle una nana a tu bebé

Para cantar una nana a tu bebé, no es necesario que tengas un oído de músico. Es más, no es necesario que cantes bien. Eso no le importará en absoluto al bebé. Es el tono de tu voz lo que lo calma y produce todos estos beneficios. No obstante, aunque no importen tus dotes como cantante, debes tener claro algunos puntos:

  1. Intenta no cantarle muy alto hasta los 6 meses. Es más, durante este tiempo, las nanas deberán ser un leve susurro. Sus tímpanos aún no están formados del todo. Son muy sensibles, y si le cantas en voz alta, podría asustarse.
  2. Deja de tararear siempre antes de que se quede dormido. Cuando veas que está ya a nada de dormir, para la canción. De otra forma sólo podrá dormirse al son de tus nanas.
  3. Cántale únicamente cuando estés relajada y tranquila. Los bebés, sobre todo los recién nacidos, son muy sensibles a las emociones y se contagian muy fácilmente de los estados de ánimo.

Todos los beneficios de cantar al bebé

¿Por qué no entonar una bonita canción para entretener a tu bebé o simplemente para mecerlo entre tus brazos? Descubre todos los beneficios de cantar al bebé a continuación:

Nanas que tranquilizan

Las nanas tienen un efecto completamente tranquilizador en los bebés. El motivo es sencillo. Desde el quinto mes de embarazo, la voz de la mamá ya supone un elemento clave para calmar al pequeño. Empieza a familiarizarse estando aún en el vientre de su madre.  Una vez sale al mundo exterior, los estímulos son muchísimos. Quizá se sienta extraño en un mundo que no comprende, pero la voz de su madre (también la de su padre) logra hacerlo sentir un poco más seguro. Algo que ya reconoce e identifica.

Crear una rutina de sueño con las nanas

A través de las nanas se puede crear una rutina de sueño en el bebé. Las mamás que cantan nanas a sus hijos por la noche, logran que, poco a poco, los pequeños asocien este momento con que ha llegado el tiempo de cerrar los ojos. Una rutina perfecta y un inductor del sueño ideal que no nos costará mucho, tan sólo una melodía.

Las nanas como potente analgésico

Las nanas funcionan como un potente analgésico y calmante natural para el niño. No hay episodio de llanto, miedo o enfado que pueda resistir a la nana de una madre. Además, si están cansados o tienen hambre, esos momentos en los que se ponen un poco más inquietos y molestos, una nana podría aliviarlos por un tiempo.

La seguridad que dan las nanas

Sí, las nanas también dan seguridad al bebé. Cuando un recién nacido escucha una nana, es consciente de que no está solo; es más, se siente muy protegido y confiado, pues hay una persona que está velando por su bienestar.

Ayudan al pequeño con el lenguaje

Los bebés aprenden a hablar por imitación. Escuchan sonidos que posteriormente quieren reproducir. Las nanas pueden ser una herramienta muy útil para ayudarles a pronunciar sus primeras palabras. Aprenden sobre el sonido de las vocales y las consonantes y cómo se unen para transmitir palabras.

La sinapsis (conexiones neuronales) que se establece durante el proceso en el que el bebé escucha la nana, es la que le enseña a gorjear, después a balbucear y por último a hablar y comunicarse con los demás.