Cuidado InfantilAlimentaciónBiberónCómo calentar el biberón del bebé

Cómo calentar el biberón del bebé

Cómo calentar el biberón del bebé 21 marzo, 2018Deja un comentario
Cómo calentar un biberón

Si tu bebé toma biberón y quieres ahorrarte algo de tiempo en llevar a cabo esta tarea cada día, lo mejor es tener unos cuantos biberones preparados dentro del frigorífico. Descubre cómo calentar el biberón del bebé, a continuación.

3 formas prácticas de calentar el biberón de tu bebé

Los bebés, especialmente los recién nacidos, tienen aun algo débil su sistema inmunológico, por lo que debemos ser muy cuidadosos a la hora de preparar el biberón. Por ello, antes de prepararlo conviene que el biberón esté bien esterilizado, bien a través de un proceso de ebullición en un cazo con agua, o bien, metiéndolo dentro del lavavajillas cada vez que lo vaya a utilizar.

Dicho esto, vamos a descubrir unas cuantas formas prácticas de calentar el biberón del bebé para que esta tarea no te quite mucho tiempo cada día:

1. Calentar el biberón al baño María

Esta es la forma tradicional con la que nuestras madres y abuelas calentaban los biberones hace décadas. Sin embargo, a día de hoy, sigue siendo una forma perfectamente válida de calentar los biberones, de hecho, es uno de los métodos más eficaces que existen.

El método del baño María presenta la ventaja de que el biberón y su contenido se calientan siempre de una forma uniforme, por lo que nunca quedarán partes frías y partes muy calientes que puedan quemar la boca del bebé.

Sin embargo, este método es un poco más lento que el resto de métodos que os presentaremos a continuación, pero si dispones de un poco de tiempo, merece la pena emplear el baño María para calentar el biberón de tu bebé.

Para llevarlo a cabo con cualquier tipo de biberón para bebés, sólo tienes que poner un cazo o una pequeña olla con agua, y esperar a que el agua rompa a hervir. Una vez que el agua llegue al punto de ebullición, debes introducir el biberón abierto y esperar unos minutos a que se caliente su contenido.

2. Usar el calientabiberones

Si entre todos los regalos que has recibido para tu bebé se encuentra un calientabiberones, no dudes en empezar a utilizarlo si aun no lo has hecho, pues este instrumento es muy práctico una vez que te acostumbres a él.

Esta máquina calienta el biberón perfectamente y de forma uniforme, por lo que la leche siempre quedará al punto perfecto. Sin embargo, entre las principales desventajas destacan, por ejemplo, que suele ocupar mucho espacio en la cocina, o también su elevado precio. Por ello, a veces, no sale rentable comprar un calientabiberones a no ser que te lo hayan regalado.

Sin embargo, esta máquina es muy práctica si no quieres levantarte de la cama durante las tomas nocturnas, ya que antes de acostarte puedes dejar dentro el biberón, y calentarlo en unos pocos minutos cuando tu bebé se despierte en mitad de la noche para comer.

3. Calentar el biberón en el microondas

Si sabes utilizarlo con precaución, el microondas es también un electrodoméstico perfectamente válido para calentar la leche de tu bebé y su biberón. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los microondas que fabrican hoy en día no calientan de manera uniforme, por lo que corres el riesgo de que la leche se quede fría en algunas partes, y muy caliente en otras.

Para calentar el biberón correctamente al microondas debes quitar la tetina e introducirlo en el microondas destapado. Debes calentarlo poco a poco, haciendo pausas cada 15 segundos para comprobar que la leche va alcanzando la temperatura adecuada.

Ten en cuenta que la parte de arriba del biberón se calentará primero y que la de abajo quedará un poco fría. Por ello, cada vez que hagas una pausa, mueve el contenido del biberón para que la leche se caliente uniformemente.