Cuidado InfantilCuidadosHigieneCómo cambiar el pañal a un bebé

Cómo cambiar el pañal a un bebé

Cómo cambiar el pañal a un bebé 31 Agosto, 2017Deja un comentario
Pasos para poner el pañal al bebé

Como ya sabrás, a partir de ahora vas a dedicar mucho tiempo a cambiar los pañales a tu bebé tanto durante el día como durante la noche, sobre todo cuando es tan solo un recién nacido. De hecho, algunos expertos aseguran que un bebé necesita alrededor de seis mil cambios de pañales desde que nace hasta que aprende a controlar los esfínteres. Si eres mamá o papá primerizo, te darás cuenta enseguida que cambiar el pañal al bebé requiere de algo de práctica, por lo que queremos ayudarte a aprender bien la teoría desde el principio.

Y es que a lo largo del día, deberás dedicar mucha atención a la higiene del bebé, como por ejemplo, al cambio de pañal o al baño del bebé. Toma nota de todo lo que debes tener en cuenta para cambiar el pañal al recién nacido correctamente a continuación.

Pasos para cambiar el pañal a un bebé

Además de saber cómo bañar en seco al bebé, es esencial conocer los pasos para cambiar el pañal al bebé para que esté perfectamente limpio durante todo el día. Sigue estas indicaciones y con el paso de los días aprenderás a cambiar el pañal a tu hijo o hija con más seguridad y soltura:

  1. Antes de desnudar al pequeño o a la pequeña, ten cerca del cambiador todo lo que necesites para cambiar el pañal al bebé: el paquete de pañales, algodón o toallitas húmedas, agua, crema protectora para la piel y la bolsa para tirar los pañales.
  2. Coloca al bebé boca arriba sobre el cambiador, desvístelo y abre los cierres del pañal.
  3. Desliza el pañal hacia abajo, utilizando una parte no manchada para limpiar un poco al bebé. Si es un niño, el contacto con el aire fresco puede hacer que orine. En este caso, coloca sobre el pene un pañuelo de papel para detener el chorro, o bien, si el pañal está solo mojado, mantenlo sobre la zona genital hasta que pase el peligro.
  4. Quita el pañal y déjalo donde el bebé no pueda darle una patada o cogerlo. Ahora, limpia bien todos los pliegues de la piel y seca al bebé en aquellas zonas donde podría escocerse. Usa bolas de algodón o toallitas húmedas para bebés para eliminar los restos de heces o de orina seca.
  5. Si utilizas pomada para el culito del bebé, aplícala en las superficies que estén directamente en contacto con el pañal, porque son las que pueden sufrir la erupción del pañal con más facilidad.
  6. Levanta al bebé por las piernas y coloca debajo un pañal limpio. Pasa entre sus piernas la parte delantera del pañal. Si el bebe es niño, comprueba que su pene esté hacia abajo, para evitar que la orina moje la cinturilla del pañal.

Con todo, puedes seguir el mismo proceso para cambiar el pañal al bebé si está dormido, con cuidado de no despertarlo o hacer movimientos bruscos que pudieran perturbar su descanso.