Cuidado InfantilDudasDudas cuidados¿Cómo debe ser la ropa de mi niño?

¿Cómo debe ser la ropa de mi niño?

¿Cómo debe ser la ropa de mi niño? 6 octubre, 2009Deja un comentario
Cómo debe ser la ropa infantil

Los niños deben llevar ropa cómoda, poco ajustada, sencilla -para que sea fácil de quitar y poner-, y adecuada para cada momento y situación del día. La ropa debe ser poco numerosa, cuántas menos prendas mejor; además, no deben llevar muchos botones para que sean fáciles de lavar.

Para dormir, tu niño tiene que utilizar ropa amplia y diferente a la usada durante el día; por eso es muy importante tener en cuenta la temperatura ambiental y utilizar ropas adaptadas a la misma.

A la hora de lavar las prendas, no utilices lejías ni suavizantes, y menos aún detergentes fuertes. Lo recomendable es que uses un jabón neutro y laves la ropa de tu pequeño aparte. No olvides que es indispensable cambiar de ropa después de la ducha o baño, y la ropa interior se la debes cambiar a diario.

Poco a poco, podrás enseñar a vestirse a los niños y ellos solos escogerán la ropa que ponerse que más comodidad les aporte y les guste. Si quieres saber más sobre cómo vestir a un bebé, puedes consultar más información sobre ropa de bebés y niños y preguntar todas tus dudas al pediatra
siempre que lo necesites.

Consejos para elegir la ropa infantil

La ropa y el calzado son una parte muy importante de los accesorios infantiles que deberás adquirir antes del nacimiento de tu hijo o hija. Si necesitas consejos para comprar ropa o calzado infantil, no dudes en leer las siguientes recomendaciones:

  1. Presta atención a la época del año. Deberás comprar prendas para abrigar bien al recién nacido, pero sin excederte. La temperatura corporal de los bebés es muy similar a la de los adultos (excepto durante las primeras semanas de vida), por lo que las prendas de ropa infantil deben ser suaves y poco ajustadas, a poder ser de algodón y que permitan que la piel del bebé esté bien ventilada y protegida contra rozaduras o fricciones.
  2. Compra un cambiador infantil. Lo ideal para vestir al bebé es escoger un cambiador adecuado, con una superficie rígida pero suave, en el que puedas manipular al pequeño con facilidad.
  3. Adquiere prendas de fácil lavado. Además de tener en cuenta el tipo de tejido de las prenda para evitar posibles alergias en la piel, te aconsejamos que compres ropa y calzado que sean de fácil lavado. Recuerda emplear detergentes hipoalergénicos, especiales para bebés si fuera necesario.
  4. Opta por prendas de ropa suaves, sin cremalleras, etiquetas o costuras que puedan molestar o irritar su delicada piel.