Cuidado InfantilCuidadosEstimulaciónFormas de estimular la memoria de tu bebé que te sorprenderán

Formas de estimular la memoria de tu bebé que te sorprenderán

Formas de estimular la memoria de tu bebé que te sorprenderán 21 Diciembre, 2017Deja un comentario
Ejercicios para estimular la memoria del bebé

La memoria es esa capacidad que nos ayuda a retener información con el fin de usarla cuando la necesitemos. En el momento en el que nacemos comenzamos a tener memoria, no obstante, no de forma consciente como cuando somos adultos. Además, esta memoria inicial tiene que ir madurando poco a poco. Por este motivo es bueno estimularla. No creas que es complicado, dentro de lo que se conoce como estimulación temprana, hay muchas formas de estimular la memoria de tu bebé.

Cómo desarrollar la memoria de tu bebé

Aunque no lo creamos, la seguridad y los ambientes relajados son capaces de estimular la memoria del bebé. El cerebro está programado para buscar seguridad, sin ella, no es posible aprender. Dado que la memoria está estrechamente relacionada con el aprendizaje intenta:

  • Establecer el piel con piel desde el nacimiento del bebé.
  • Pasar el mayor tiempo posible con el bebé sin estar haciendo otras tareas.
  • Dar masajes suaves al bebé.
  • Hablarle mucho, siempre con voz pausada y serena.
  • Llevarlo en brazos.

1. Memoria de evocación

La memoria de evocación es aquella que permite recordar cosas que no están delante. Para intentar estimular este tipo de memoria puedes comenzar con el típico juego de cucú-trastrás. Tapa tu cara con un pañuelo y luego descúbrela. Cuando el bebé vea que sigues ahí se reirá y aliviará. A medida que el bebé crece, puedes hacerlo con objetos, escondiéndolos en tu espalda y preguntando dónde están al niño. Deja que de vez en cuando sea él quién lo encuentre (algo que sucederá cuando el bebé sea un poco más mayor).

2. Cantar canciones

Algo tan sencillo como cantar canciones puede ser una gran actividad para activar la memoria de tu bebé. Canta con el pequeño muchas canciones, una tras otra. Al repetir la melodía, los niños, poco a poco, la interiorizarán. Esta es también otra de las formas para estimular el oído de tu bebé. Comienza con temas sencillos e incluso introduce estrofas inventadas por vosotros.

3. Favorecer la autonomía del bebé

Es importante favorecer la autonomía del bebé para que puedan buscar por ellos mismos las soluciones a sus “pequeños” problemas. Esto, de alguna forma, también logrará acentuar su memoria para posibles situaciones futuras. Por tanto, esta autonomía también es buena para estimular la memoria del bebé. Los puzles, por ejemplo, son un buen juego para favorecer la autonomía. Ellos mismos tendrán que encajar piezas, y su memoria visual y espacial se estimulará enormemente.

4. Aumentar la memoria del bebé por imitación

A partir de los nueve meses, el bebé podrá imitar acciones adultas, como pulsar un botón o un timbre. Es bueno que aprendan a imitar lo que hacemos, pues de alguna forma están memorizando nuestros movimientos y actos.

5. Memoria autobiográfica

A partir de los dos años, cuando los peques aprenden a usar la palabra “yo”, es cuando podemos estimular la memoria autobiográfica. Pero, ¿de qué va esto? Muy sencillo. La memoria autobiográfica hace que los niños puedan situarse a sí mismo como los protagonistas de sus recuerdos. Crean narraciones acordándose de las cosas que han vivido. Puedes fomentar esta memoria fácilmente:

  • Habla con tu hijo sobre las cosas que ha vivido durante el día. Sus experiencias en la guardería, sus conversaciones y juegos con amigos etc.
  • Puedes hablar con él de las cosas que le pertenecen pero que no están presentes o están lejos. Podrías hablar de ese primo que está en otra ciudad o de algún fin de semana que fuisteis a casa de alguien.
  • Mostrar fotos y videos de los parientes más cercanos puede ser bastante útil también para aumentar la memoria visual y que puedan reconocer a quienes les rodean. Él mismo los identificará como parte de su experiencia vital.
  • Algo tan sencillo como recordar a la persona que le regaló ese juguete con el que le gusta tanto jugar, puede ser una actividad muy interesante para aumentar la memoria autobiográfica.