Cuidado InfantilAlimentaciónLactancia¿Qué es la lactancia materna prolongada? Todo lo que debes saber

¿Qué es la lactancia materna prolongada? Todo lo que debes saber

¿Qué es la lactancia materna prolongada? Todo lo que debes saber 10 Enero, 2018Deja un comentario
Lactancia materna prolongada

La alimentación del bebé durante los primeros años es un tema que preocupa a muchos padres primerizos. Mientras unos apuestan por la leche de fórmula, otros están seguros de que no hay otra alternativa a la leche materna.  Sea como sea, hay bastante desinformación respecto a este proceso de lactancia, sobre todo en lo que se refiere a la lactancia materna prolongada. Te mostramos todo lo que tienes que saber al respecto.

¿Qué es la lactancia materna prolongada?

La lactancia materna prolongada es el acto de continuar amamantando al bebé más allá de los dos años de edad. Al parecer, nuestra sociedad establece como periodo “normal” que el bebé tome leche materna hasta esa edad. No obstante, según la Organización Mundial de la Salud, no hay una edad tope para dejar de amamantar a tu bebé. El destete se da de forma progresiva y natural, en el momento en el que tanto tú, como tu hijo, así lo decidáis.

Beneficios de la lactancia materna prolongada para el bebé

La lactancia prolongada, además de ser algo completamente natural, cuenta con muchísimos beneficios para el bebé. No hay ni riesgos físicos ni psicológicos asociados, aunque algunas mamás no terminan de acostumbrarse a ver a un niño mayor de 2 años alimentándose con leche materna directamente el pecho de la madre.

Ventajas e inconvenientes de la lactancia materna
Demchyna || Shutterstock

La OMS promueve la lactancia materna como el mecanismo más idóneo y eficaz a la hora de reducir la mortalidad infantil. Además, la leche de las madres es capaz de reducir las infecicones y garantiza el alimento necesario para el niño. Ahora bien, es cierto que a partir de los 6 meses es bueno ir introduciendo alimentos en la dieta del bebé poco a poco. Pero esto no significa que tengas que dejar de amamantar a tu hijo. Y motivos tienes más que suficientes.

Los beneficios de la lactancia materna prolongada son los siguientes:

  • Buen desarrollo. Lo cierto es que los niños con una lactancia materna prolongada tienen un desarrollo físico óptimo respecto a los que son alimentados con leche de fórmula.
  • Vínculos reforzados. La lactancia materna prolongada favorece los vínculos entre el niño y la madre.
  • Mayor desarrollo emocional y afectivo. Este tipo de lactancia hace que el niño tenga mejor relación con sus padres. Logra un mayor entendimiento en la edad adulta con los mismos y mayor percepción del cuidado.
  • Reducción de las enfermdades. La lactancia prolongada reduce considerablemente la morbilidad infantil asociada a diarreas e infecciones gastrointestinales.
  • Mayores nutrientes. La leche materna cuenta con un sinfín de nutrientes. Lejos de lo que se insinúa, esta leche no pierde sus cualidades con el tiempo. Al contrario, pueden incluso aumentar, ofreciendo al niño el 1/3 de nutrientes que necesita diariamente.
  • Lo más natural. La leche materna es muchísimo más natural que la leche de fórmula. No cuenta con aditivos ni químicos. Se trata de un alimento completamente inocuo.
  • Mayor desarrollo cognitivo. Los niños que se alimentan con leche materna durante más tiempo, son niños con un mayor desarrollo cognitivo. Está relacionado con una mayor escolaridad, una mejor estimulación temprana y, en consecuencia, un futuro mucho más próspero.
  • Lucha contra diabetes y otras enfermedades. La leche materna extendida más de los dos años de edad, reduce los riesgos de padecer, a largo plazo, diabetes, obesidad y cáncer. Tanto en el niño como en la madre.

Teniendo en cuenta todo esto, debemos dejar a un lado los falsos mitos sobre la lactancia materna prolongada y las ideas preconcebidas, negativas, sobre la lactancia materna prolongada. Como siempre, es una elección. Ahora bien, recuerda también muchos pediatras recomiendan realizar el destete de forma completamente gradual. Esto hará que no surjan traumas, no sólo en el niño, también en las madres.