Cuidado InfantilCuidadosSeguridad y protección5 tips para evitar las caídas y los golpes en niños y bebés

5 tips para evitar las caídas y los golpes en niños y bebés

5 tips para evitar las caídas y los golpes en niños y bebés 1 marzo, 2018Deja un comentario
Cómo evitar las caídas en el bebé

Las caídas y golpes en bebés y niños son uno de los accidentes domésticos infantiles más comunes y una las causas más frecuentes de traumatismos infantiles en el hogar. Siempre solemos pensar que nuestros hijos están protegidos, pero cuando hay peques en casa, toda seguridad es poca. Observa estos tips para evitar las caídas y los golpes en niños y bebés y haz de tu hogar un lugar mucho más seguro para tu hijo o hija.

Cómo evitar que el bebé se caiga o se golpee en casa

Las medidas de protección son esenciales para que tus hijos estén a salvo. No las descuides y fíjate bien en todos los rincones de tu casa. Pueden ayudarte las siguientes recomendaciones para prevenir caídas o golpes en el bebé:

  • Coloca barreras de protección en las escaleras y ventanas.
  • Pon topes en puertas y armarios bajos.
  • Protege las superficies resbaladizas como las alfombras deslizantes.
  • Coloca barandillas seguras en la cama.
  • Cuando el bebé gatee y ande, ponle calzado y calcetines antideslizantes.

Tips para proteger al bebé de caídas en la cocina

La cocina puede ser un lugar bastante inseguro para tu hijo. Cuando son pequeños, puedes colocar instrumentos de bloqueo para que no puedan entrar solos en la cocina. Cuando son un poco más mayores, ayudará también que bloquees los armarios y cajones. Podrían golpearse con ellos o incluso coger cosas que no deben tener a su alcance.

¿Cómo preparar su habitación para que no se golpee?

Es el lugar en el que más tiempo pasan, por lo que es mejor extremar la precaución en la habitación del bebé. Evita todos los muebles con terminaciones en punta. Opta por un mobiliario de líneas redondeadas. Además, recuerda que, si la cuna es de barrotes, la distancia máxima entre ellos debe ser de unos 6 cm para evitar traumatismos.

No coloques la cuna cerca de muebles, hay pequeños que podrían aprovechar para escalar, salir de la cuna y caerse. Todos los muebles de la habitación tienen que estar perfectamente anclados para que no se desprendan y puedan caerse encima del pequeño.

Así puedes evitar riesgos de caídas del bebé en el baño

El bebé nunca deberá estar sólo en el baño. Las bañeras son muy resbaladizas y si tu hijo se pone de pie sólo podría caerse. Además, en el fondo de la bañera sería interesante colocar una alfombrilla de esas antideslizantes, toda precaución es poca.

El suelo deberá estar siempre seco. Puedes optar por colocar alfombras de baño. Estas alfombrillas tienen un material por la parte inferior que se agarra bastante bien a las superficies, por lo que no suelen deslizarse tanto como las alfombras convencionales del resto de la casa. Evita por completo los objetos cortantes y punzantes en el baño, como tijeras, maquinillas de afeitar etc.

También puedes tener a mano un botiquín infantil de primeros auxilios para atender a tu bebé en caso de accidente en el baño.

Prepara el salón para que el bebé no se caiga

Sí, el salón es también un lugar peligroso para el niño. Debes asegurarte que todos los muebles tienen protección en las partes más puntiagudas. Hay protecciones estándar que puedes comprar y añadirlas para que los picos no supongan un problema en una caída.

Además de estos muebles, es importante asegurar los aparatos eléctricos. Para que tu casa sea segura para el bebé, deja los enchufes tapados y, ante todo, ancla bien todos (absolutamente todos) los muebles del salón. Estanterías o vitrinas pueden ser potencialmente peligrosas si no están bien sujetas a la pared. Los bebés suelen agarrarse a todo y podrían terminar moviéndolas y tirándoselas encima.

¿Cómo debes actuar frente a una herida o un traumatismo leve en el bebé?

Si tu bebé se ha dado un golpe en la cabeza y tienes dudas del alcance del daño, lo mejor es ir a un médico rápidamente. No obstante, se aconseja guardar la calma. Si los padres pierden los nervios, es muy probable que los niños también lo hagan. Ten en cuenta que algunos golpes parecen más grandes de lo que son normalmente.

Si necesitas curar una herida al bebé, límpiala bien con agua y jabón y luego ponle algún antiséptico. Además, si el niño ha sufrido algún golpe que tiene pinta de terminar en chichón, coloca frío sobre la zona.