Cuidado InfantilSaludEnfermedadesLos 4 síntomas que te ayudarán a saber si el bebé tiene la varicela

Los 4 síntomas que te ayudarán a saber si el bebé tiene la varicela

Los 4 síntomas que te ayudarán a saber si el bebé tiene la varicela 7 febrero, 2018Deja un comentario
Síntomas de la varicela en bebés

Aunque afortunadamente a día de hoy los padres cuentan con la posibilidad de vacunar a sus bebés frente a la varicela, existen casos muy concretos en los que los niños pueden coger esta enfermedad, especialmente cuando su sistema inmunitario está muy débil por algún motivo. Descubre cuáles son los 4 síntomas que te ayudarán a saber si tu bebé tiene la varicela.

¿Cómo saber si el bebé tiene la varicela?

Que un bebé coja la varicela es una situación muy poco común debido a que, durante el embarazo, la madre transmite al niño anticuerpos frente a esta enfermedad. Sin embargo, no es imposible que un bebé pueda coger la varicela, por lo que te convendrá saber uno a uno cuáles son los síntomas de la varicela en niños y bebés para detectarla a tiempo:

1. Granitos y vesículas

Uno de los primeros signos de la varicela en niños y bebés son unos pequeños granitos de un color ligeramente rojizo o rosáceo en la piel del bebé.

Hay que tener en cuenta que el causante de la varicela es un virus de la misma familia que los herpes zóster, y por ello, las erupciones cutáneas acompañadas de episodios de picor suelen ser uno de los primeros síntomas. Los granitos de la varicela suelen comenzar por la zona de la cabeza y por la espalda y en un periodo de entre tres y cuatro días, éstos se propagan por todo el cuerpo, incluyendo zonas muy sensibles como la garganta, los pies, los párpados, incluso, los genitales.

Estos primeros granitos rojos suelen dar paso rápidamente a una especie de vesículas llenas de líquido que provocan picor y un profundo malestar al bebé. Y en la etapa final de la enfermedad, las vesículas se van secando progresivamente y se cubren de una ligera costra.

Hay que tener en cuenta que la erupción que causa la varicela suele picar mucho, por lo que lo conveniente es tratar de aliviar ese picor que sufre y cuidar la piel irritada del bebé a través de paños de agua fríos, con polvos de talco o también con cremas específicas para el cuidado de la piel del bebé. En algunos casos, el pediatra puede prescribir un tratamiento antihistamínico contra el picor.

2. Fiebre y malestar general

La varicela es una enfermedad que cuenta con un periodo de incubación de entre 10 y 20 días. Por ello, durante todo este proceso de incubación de la varicela es muy probable que el bebé tenga unas décimas de fiebre, y también que manifieste malestar general a través de un llanto muy continuado. Intenta tomar la temperatura al bebé cada cierto tiempo para controlar si tiene fiebre.

3. Falta de apetito

Muchos papás primerizos se pregutnan por qué el bebé no quiere comer. Pues bien, otro de los síntomas evidentes de que un bebé puede estar incubando la varicela es que de repente deje de comer, y muestre una falta evidente de apetito ante cualquier alimento que le ofrezcamos.

4. Dolor de cabeza y náuseas

Aunque los bebés aun no pueden manifestar cómo se sienten cuando tienen la varicela o cualquier otra enfermedad, lo que sí se sabe, sin embargo, es que este virus puede también cursar con episodios de cefaleas que pueden provocarle náuseas al niño. Por ello, otro síntoma frecuente de esta enfermedad en la salud del bebé son las náuseas y los vómitos, sobre todo durante el periodo de incubación de la misma.

Es conveniente recordar que la varicela es una enfermedad muy contagiosa, y que el contagio de un niño a otro o de un niño a un adulto, puede comenzar hasta dos días antes de que le empiecen a aparecer las primeras vesículas al bebé enfermo de varicela. Incluso, la etapa de contagio podría prolongarse hasta cinco días después de la aparición de los granitos.